Mirar Los Cuerpos

Jock Sturges ©

Jock Sturges ©

El otro día al salir de un cabaret surrealista y mítico de Zaragoza, “El Plata”, constaté al comentar con un amigo, las diferentes valoraciones que tenemos las personas sobre los cuerpos desnudos, el deseo y el sexo.
Lo que a unos nos puede parecer normal y no vemos nada oscuro en la exhibición de un cuerpo desnudo, en un entorno natural o de un streep tease en un cabaret, a otros les puede parecer ofensivo o subido de tono.
Las valoraciones morales de las personas y las religiones condicionan como nos acercamos a sexo, como disfrutamos nuestros deseos y como reaccionamos ante la exhibición de un cuerpo desnudo.
El desnudo siempre ha sido objeto de la creación artística y los artistas en su gran mayoría lo han reflejado con naturalidad y en muchos casos cargado de erotismo.
Incluso el arte denominado religioso no se ha librado de la relación entre el “eros y el tánatos”.
En la Venus anadiómema de Ingres de 1848 y el nacimiento de Venus de William-Adolphe Bouguerau de 1879, nos muestran la misma belleza y un similar enfoque respecto a la relación entre el erotismo y el cuerpo.
En cualquier representación de un cuerpo desnudo en el arte se ha intentado alimentar el deseo hacía las formas sensuales de la desnudez, en definitiva despertar el deseo mostrando la belleza de las formas.
Las diferentes formas de representar a Eva, en las fotografías de James White (2004) o Richard Avedon (1981) se aleja de las diferentes visiones de esta escena de la mitología religiosa, que cargaban a este personaje con la culpa de la perdida del paraíso y como portadora del pecado. En las fotografías que he comentado anteriormente sólo se representa la belleza de un cuerpo de mujer rodeado por una serpiente que podemos interpretar como una metáfora de la posesión sexual.
Hay un alejamiento narrativo cuando nos liberamos del punto de vista de la religión y enfocamos estos temas mitológicos desde una perspectiva puramente estética.
La belleza de los cuerpos, la contemplación de estos con todas sus imperfecciones, o una mirada diferente que se acerque al deseo y a la representación de la posesión sexual.
¿Que nos muestra Araki, con sus mujeres atadas y suspendidas, sólo una tradición ancestral sobre el arte del bondage o está implícitamente reflejado el sentimiento de posesión sexual?
Mostrar el cuerpo, sus diferentes opciones de enfocar el tratamiento del desnudo va ligado a las ataduras y las creencias que el artista arrastra en su interior.
Mirar los cuerpos y acercarse al deseo con la naturalidad de algo cotidiano es bajo mi punto de vista lo más sano que un individuo puede hacer.
No hay nada oscuro en las formas del cuerpo, ni en su representación visual, ni tampoco en mostrar los sueños y los deseos que alimentan nuestras pasiones.

René Groebli ©

René Groebli ©

Erwin Olaf ©

Erwin Olaf ©

Edward Weston © Charis Wilson

Edward Weston © Charis Wilson

Ralph Gibson ©

Ralph Gibson ©

Nobuyoshi Araki ©

Nobuyoshi Araki ©

 

 

 

Comentarios

  • Buenos días Rafael:
    Muchas gracias por compartir a todos estos fotógrafos con nosotros.
    Hoy, gracias a ti, he descubierto algunos sobre los que seguiré investigando.
    Despertaste mi curiosidad por ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.