En la nada

Reflexiones personales desde la nada

EN LA NADA, 2020 RAFAEL ROA ©

¿Y si el ser humano es el virus del planeta Tierra? ¿Y si ha sido una emergencia que esperaba desde hace tiempo? Esto es la respuesta del cineasta japonés Hirokazu Kore-eda en una entrevista en El País al ser cuestionado sobre si debemos cambiar nuestro sistema de vida después del Covid 19. Los humanos estamos destinados a desaparecer, llevamos siglos masacrándonos en guerras absurdas por diferentes motivos y somos incapaces de aprender a convivir. Somos un depredador para nosotros mismos y para el planeta.
El sistema social creado y mantenido durante siglos de las estructuras piramidales de poder, no funciona y menos que todo se base en el concepto del beneficio económico y el desigual reparto de la riqueza.
Ninguna alternativa ha podido establecer otro tipo de relaciones humanas más satisfactorias para todos.
El gen de la estupidez está incrustado en nosotros y se incrementa de generación en generación, hemos ido fracasando en la consecución de los ideales, y vamos acumulando esas frustraciones.
Ahora que estamos aprendiendo nuevos comportamientos para sobrevivir a esta peste fabricada, las malas actitudes se hacen más palpables y la mala educación florece como en la primavera, se hace más agresiva.

¿Qué hacer, realmente se puede hacer algo más que buscar tu refugio personal?
¿Y referente a la fotografía que análisis podemos intentar hacer sobre su eficacia social que no hayamos hecho ya?

EN LA NADA, 2020 RAFAEL ROA ©

¿Y la fotografía qué?

Creo que hay una aceptación generalizada que la fotografía no es la herramienta de concienciación social que esperábamos que fuese. Las expectativas de Susan Sontag sobre el tema no se cumplieron, y si que el uso abusivo de las imágenes produce que el mensaje no tenga ningún efecto sobre el receptor. Los escritos de Jean Baudrillard sobre el tema dieron en el clavo mucho antes del momento actual en el que el consumo de las imágenes se produce al un ritmo tan vertiginoso que ni las recordamos dos segundos después de haberlas visto.
Lo único que nos queda el uso de la fotografía como terapia personal, más allá de nuestras pretensiones, disfrutar de la herramienta, buscando aquello que nos satisfaga y alejándonos del circo del mercado para centrarnos en esas satisfacciones que nos pueda proporcionar.
Huir de carreras absurdas y que cada uno haga lo que considere más placentero, yo elijo “En la nada”.

Rafael Roa © 2018, Sebastiano

Curso online “La fotografía contemporánea”, desde el 18 de junio al 23 de Julio.

Información y reservas aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.