Víctimas, Conflictos, Fronteras

Robert D'Alessandro © Billy, Flushing, New York, 1972 De la serie Glory
Robert D’Alessandro ©
Billy, Flushing, New York, 1972
De la serie Glory

La web de Americam Suburbx publica el trabajo “Glory” de Robert D’Alesandro sobre el uso de la bandera en los ´70 cuando el final de la guerra de Vietnam era un hecho y el país seguía dividiéndose entre aquellos que ha habían apoyado y los que se habían declarado en contra.
Me viene al pelo para esta reflexión, uno de los retratos de esta serie en la que vemos a un ex-combatiente de esa guerra, desnudo y sin piernas sentado sobre la bandera.
Me pregunto si los símbolos de la patria, las banderas merecen el sacrificio de las víctimas, de aquellos que son enviados a defender “el supuesto honor” de los países, la esencia de esas civilizaciones o el falso concepto de la libertad que usan los políticos para tocar la fibra de las masas y manipularlos más fácilmente.
Billy el protagonista de esa fotografía se habrá arrastrado desde 1972 con la amargura de haber perdido sus piernas. Las víctimas de los conflictos nunca son recordados y sus sacrificios sólo defienden los intereses del poder real del planeta.
Y Billy, como Tommy, John y otros habrán causado muertes de inocentes en aquella matanza absurda.
Ayer en una conversación sobre los niños asesinados en Siria nos hacíamos esa reflexión. “Las víctimas inocentes dejan de ser noticia en el siguiente telediario y todo el mundo asume la violencia injusta del poder como un hecho cotidiano por el que nadie se estremece”. 
Los bombardeos sobre Badgad con la estela de los proyectiles cruzando el cielo eran el espectáculo informativo del telediario de la noche con un locutor narrando ese horror con total naturalidad. Las guerras se han convertido en una atracción informativa que forma parte del negocio de las grandes empresas de comunicación.
Después de la violencia y el dolor por los inocentes muertos sólo queda el vacío doloroso de aquellos que han sobrevivido a la masacre, el olvido de la crueldad sufrida es imposible para esos supervivientes.

Las guerras son excusas para el saqueo de los recursos de los otros y las fronteras son el limite de las propiedades del poder, que también incluyen a sus habitantes. Hablaba con la fotógrafa mejicana Angelica Escoto, y de su cotidiano ir y venir entre una California y la otra. Ir, venir, vagar a través de esa linea imaginaria llena de alambradas y víctimas invisibles. Alambradas para dañar a todos aquellos desesperados que creen que detrás de ellas se protegen los supuestos paraísos del progreso. Ahora hemos podido ver muy de cerca en nuestras fronteras de Ceuta y Melilla como estas alambradas se pueden convertir en armas de muerte silenciosas.
Siempre hay víctimas, los verdugos generalmente aman a las patrias, están ungidos por el deber, el amor a la bandera y se creen que si ellos no existiesen el planeta dejaría de rotar.

Moises Saman © Magnum AFGHANISTAN. Kandahar. March 2005. A boy covers his eyes during a sandstorm in the southern city of Kandahar.
Moises Saman © Magnum
AFGHANISTAN. Kandahar. March 2005. A boy covers his eyes during a sandstorm in the southern city of Kandahar.
Samuel Aranda © Premio World Press Photo 2011
Samuel Aranda © Premio World Press Photo 2011
Huynh-Cong-Nick-Ut © 1972  In this June 8, 1972 file photo, crying children, including 9-year-old Kim Phuc, center, run down Route 1 near Trang Bang, Vietnam after an aerial napalm attack on suspected Viet Cong hiding places as South Vietnamese forces from the 25th Division walk behind them. A South Vietnamese plane accidentally dropped its flaming napalm on South Vietnamese troops and civilians. From left, the children are Phan Thanh Tam, younger brother of Kim Phuc, who lost an eye, Phan Thanh Phouc, youngest brother of Kim Phuc, Kim Phuc, and Kim's cousins Ho Van Bon, and Ho Thi Ting. (AP Photo/Nick Ut)
Huynh-Cong-Nick-Ut © 1972
In this June 8, 1972 file photo, crying children, including 9-year-old Kim Phuc, center, run down Route 1 near Trang Bang, Vietnam after an aerial napalm attack on suspected Viet Cong hiding places as South Vietnamese forces from the 25th Division walk behind them. A South Vietnamese plane accidentally dropped its flaming napalm on South Vietnamese troops and civilians. From left, the children are Phan Thanh Tam, younger brother of Kim Phuc, who lost an eye, Phan Thanh Phouc, youngest brother of Kim Phuc, Kim Phuc, and Kim’s cousins Ho Van Bon, and Ho Thi Ting. (AP Photo/Nick Ut)

Una respuesta a “Víctimas, Conflictos, Fronteras”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *