Summertime

Rafael Roa © 2013

Rafael Roa © 2013

El verano siempre me produce una sensación de un paréntesis absurdo y estéril. Una perdida de tiempo en la cual el mundo se detiene y te encuentras atrapado en un engranaje que te impide moverte. Por otro lado es muy fácil abandonarse a la pereza o a la planificación de huidas irrealizables.
A veces también me invade un sentimiento de perdida, siempre se vislumbran que algunos caminos se van a cerrar con mucho dolor, las perdidas irreparables producen huellas profundas en el rostro.
Sigo fotografiando y observo en los otros mis propias miserias, soledades, derrotas e incertidumbres. Sus miradas perdidas, ese aislamiento que ellos proyectan es el mismo que yo arrastro o muy similar.

Es un tiempo para reflexiones y evaluaciones sin sentido. Percibes todo lo que no funciona y te das cuenta que no has sido muy hábil para adaptarte a las emboscadas diarias. Las imágenes de Yang Fudong son una trampa estética llenas de belleza, que ocultan lo irreal y lo miserable.

Por otro lado cuando hablas con personas que se encuentran desempeñando responsabilidades políticas, culturales o periodísticas, te hacen sentir que estás en la base de las montañas que muestra Yang Yongliang en su obra. El aire que se respira a tu nivel para ellos no existe, ni conocen las dificultades ni los abusos que sufren la mayoría.

Ellos hacen su macropolítica, que consiste básicamente en mantener sus puestos en el equipo titular y seguir cobrando sus primas. Las fotografías de la explotación infantil de Lewis Hine no están tan lejos de las condiciones laborales que nos quieren crear.

Cada día estalla una bomba informativa, lo último ha sido la declaración sobre las consideraciones del maltrato, parece ser que las mujeres deben morir en casa asesinadas o llegar moribundas a un hospital. La venta de la Sanidad Pública y convertir el derecho a la educación en un privilegio de ricos, o que el Presidente del Tribunal Constitucional sea juez y parte al mismo tiempo nos indica el rumbo a la corrupción generalizada a la que quieren llevar a este país.

La hipocresía occidental de seguir manteniendo relaciones con Qatar, conocida geográficamente como “Costa de Los Piratas”, que está construyendo una megalópolis como Dubai a costa de la esclavitud de los trabajadores asiáticos y donde la violación es una competición deportiva de esa chusma con poder del golfo Pérsico.
El cineasta francés Christian Barani lo reflejó muy bien en su documental “My Dubai Life”, esas situaciones de injusticia y marginación. Los dos equipos más potentes de este país, Real Madrid y Barcelona llevan publicidad de ese país, sin importar lo que sucede allí.
En fin me doy cuenta de que necesito una ducha fría y una noche de jazz entre amigos que me sirva de refugio durante un par de horas.

Rafael Roa © 2013

Rafael Roa © 2013

 

Yang Fudong © Ye Jiang (The Nightman Cometh),” 2011 – still

Yang Fudong © Ye Jiang (The Nightman Cometh),” 2011 – still

Yang Yongliang © 2012 The moonlight

Yang Yongliang © 2012
The moonlight

 

Comentarios

Deja un comentario