Siempre La Luz

Horst © – 1987

Ayer os hablé de esta imagen de Horst, de una de sus fotografías realizadas en su última época en activo. Siempre me ha fascinado esta imagen por su característica de engañar al tiempo.
Parece una imagen mucho más antigua, quizás de una etapa anterior y es todo lo contrario.
Para mi esta fotografía es un ejemplo de ese concepto del que os he hablado en otras ocasiones, que yo denomino “memoria histórica de la luz”. Si sabemos como se iluminaba en tiempos pasados podemos reproducir esa estética para realizar proyectos hoy.
Engañar al tiempo, a la memoria, todo esto lo vemos diariamente en el cine, como se reproducen
tiempos pasados y a veces con la misma fidelidad estética.
Porque la luz es uno de los factores que más influencia tienen es la estética de una fotografía, y es
por tanto el elemento a dominar.
En la moda es una de las especialidades de la fotografía en que más utilizamos este tipo de recursos creativos, su carácter cíclico de adecua perfectamente para volver al pasado, podemos decir que se reproduce en un bucle sin fin.
Pero desde el punto de vista práctico del fotógrafo, dominar este tipo de recursos nos permite tener
una mayor capacidad para abordar nuestros proyectos.
Cuanto más dominemos la técnica, y la mayor parte de estéticas, nos será más fácil previsualizar
nuestras ideas, y así poder abordar con más precisión cualquier proyecto.
Es tan simple como afirmar que cuanta mayor información, vivencias, y cultura tengamos,
dejaremos en nuestros trabajos referencias mucho más interesantes para el espectador, que aquellos sujetos que nada tienen que ofrecer, si no un trabajo lleno de trucos e imitaciones mal realizadas.

Deja un comentario