Recordando A Luigi Ghirri

Luigi Ghirri ©

Estoy en Abano Terme, en casa del artista y amigo Matteo Albertin, perteneciente al Grupo Sinestetico con el cual me une una relación desde hace años. Abano Terme es una pequeña ciudad cercana a Padova, llena de hoteles de lujo y balnearios de aguas termales. Es un lugar limpio, impoluto, con una perfección cercana al de un lugar donde se va a desencadenar cualquier suceso imprevisto. Grandes tiendas de lujo contrastan con la edad avanzada de los turistas de alto poder adquisitivo que visitan el lugar.
Las joyerías y la música de valses que sale de los hoteles al anochecer contrasta con el vacío y el silencio de las calles. Bromee con Matteo sobre el tema en la noche de ayer, a mi este lugar me parece un decorado similar al de la película “El Show de Truman”.
Hoy, al amanecer me despierto con la niebla que invade esta región del Veneto cada día. Miro por la ventana y me encuentro con una fotografía de Luigi Ghirri, el gran maestro del paisaje italiano del cual os he hablado en otras ocasiones. Ghirri nació en 1943 en Scandiano, en la provincia de Emilia Romana, en plena segunda guerra mundial. Nadie como él ha dado a la fotografía de paisaje ese toque intimista, elegante, poético y misterioso. Ghirri ha mostrado todo eso con sus fotografías de estas tierras.
Vamos a Este, por pequeñas carreteras sinuosas que están acompañadas de los canales fluviales que llevan hasta Venecia. Este es un pequeño lugar lleno de una arquitectura medieval y que conserva una gran fortaleza y recinto amurallado en un magnifico estado.
Me gustan estos pequeños pueblos que se agigantan con los restos de su historia que saben conservar, y me da envidia al ver como nosotros hemos destrozado nuestro patrimonio y los italianos saben cuidar el suyo como su gran tesoro.
Preparamos todo para el taller del fin de semana, comemos en Este una estupenda pasta que sólo se hace en el Veneto. La residencia de Lord Byron y de Percy Bysshe Sheley de estilo alemán se encuentra frente a la fortaleza de Este. Una placa nos recuerda este hecho.
A la vuelta nos encontramos con el Castelo del Catajo en la comuna de Battaglia. Mi amigo Alessandro me cuenta que tiene 365 habitaciones y que durante la segunda guerra mundial fue el cuartel de las SS de la zona.
Mientras nos movemos lentamente por estas carreteras sigo acordándome de Luigi Ghirri.
Este fotógrafo todavía no ha sido suficientemente reconocido, ni su aportación a la estética del paisaje apreciada. Los alemanes con la Candida y los diferentes Thomas se han llevado los honores que a él le pertenecen por su carácter innovador. Pero muchos seguirán apreciando “Il Profilo della Nuvole” y las obras de este poeta de la fotografía.

Rafael Roa © Abano Terme

Rafael Roa © Abano Terme

Rafael Roa © Abano Terme

Rafael Roa © Comune di Battaglia, canal fluvial

Rafael Roa © Castello de Catajo

Rafael Roa © 2012 , Matteo Albertin

Comentarios

  • Pingback: Federica Barbaranelli | El Hedonista

  • Estos paisajes que rematan en nubes caídas u alta-niebla me parecen de lo más fronterizo, flotativo y fascinane del gran maestro italiano, cuya obra descubrí hace años gracias a otro maestro: Beppe Sebaste y que aquí recuerda otro maestro de la foto: Rafael Roa..
    En verdad, tengo la impresión de que ya conocía estas fotos antes de verlas: Y así es: estos paisajes sembrados de niebla de Luigi Ghirri me han visitado, a veces, en mis sueños. Mientras dormía.

Deja un comentario