Philip-Lorca DiCorcia, Derechos En Espacios Públicos

Philip-Lorca diCorcia ©

Philip-Lorca DiCorcia (1951,Hartford, Connecticut) es uno de los fotógrafos más interesantes del panorama actual. Hemos tenido la ocasión de ver su obra expuesta en diversas ocasiones en nuestro país y una de ellas en el MNACRS. Comencé a interesarme por su obra con el cambio del milenio, y según ha pasado el tiempo su trabajo me ha ido atrayendo más, sobre todo en esa inexistente relación con los personajes que fotografía. El derecho a la imagen propia en sitios públicos, ese debate se debe producir cada vez más, en estos momentos en los cuales se intenta desde el poder mantener la impunidad y el secretísimo de sus desmanes frente a la ciudadanía.

Philip-Lorca diCorcia ©

El derecho a la imagen propia en un lugar público, si hoy comenzamos a limitar los derechos de los fotógrafos en sitios públicos y a poder usar esas imágenes con total libertad, estaremos enterrando todo el fotoperiodismo de un plumazo, por el derecho de de terceros a su propia imagen.
Este tema me preocupa, se supone que un espacio público no se puede limitar el derecho de fotografíar y comercializar la propia obra. DiCorcia dice que el trabajar de esta forma, sin pedir permiso a los sujetos que fotografía le ha causado algún problema que otro. Este es un tema importante que se debe regular.
Hace más de 15 años hice fotos de desnudos a una joven modelo de una escuela de arte. En aquellos tiempos no pedíamos que los modelos nos firmasen una cesión de derechos. Alguna de esas imágenes podían ser consideradas como duras por un tipo de moral tradicional. Hace dos años más o menos recibí un burofax de parte de esta modelo comunicándome que no quería que yo usase esas imágenes públicamente y que las retirase de mi web.
Retiré las fotografías de mi web, en aquel momento no tenía ganas de perder mi tiempo en un pleito con esta persona. Estoy dispuesto a defender mi derecho al uso de esas imágenes ya que existió un acuerdo tácito entre ambos, y ella se prestó voluntariamente a realizar aquellas sesiones y en todas las fotografías esta con un antifaz o máscara.

Philip-Lorca DiCorcia ©

Para mí hay una influencia de la obra de Edward Hopper, en el trabajo de muchos de estos fotógrafos, que centran su obra en las historias de personajes solitarios, aislados, dentro de unos espacios cotidianos y vacíos. Con anterioridad en otras entradas sobre “fotografía contemporánea” hablaba de la similitud de temáticas entre muchos autores, que enfocaban sus historias en la misma dirección, y casualmente en todos se ve claramente la obra de Edward Hopper como fuente de inspiración.

Edward Hopper, Nighthawks, 1942

DiLorca cuenta historias, similares a las que pintaba Hopper, y  a las de otros fotógrafos coetáneos. Esas similitudes de temáticas pueden ser fruto de los tiempos, y en otros caso oportunismo de aquellos que se quieren subir al carro de las tendencias de éxito. Él es un autor, con una forma personal de trabajar y de seleccionar su parte de la realidad, y él también cree en el derecho de poder fotografiar en la calle y comercializar los resultados.

Comentarios

Deja un comentario