Los Fotógrafos De Moda Y La Estupidez De Los Dioses

rafael roa © 1990 – Fotografía de Moda

Los fotógrafos con su talento y las modelos con sus cuerpos dan vida a los objetos inertes
que son los diseños de moda. Unos trazos en un papel, las texturas de un tejido más o menos
singular se convierten en un diseño, una prenda de vestir,  que el fotógrafo transforma en un
sueño deseable y objeto de culto. El ojo del fotógrafo dota a la prenda de otra dimensión, argumentando el diseño con la visión del artista plástico.
Los diseñadores de moda trabajan para una clientela exclusiva y glamourosa… son sus mecenas.
Esto les puede convertir en seres altivos que viven en una realidad distorsionada, y pueden llegar
a incurrir en el error de no reconocer que parte del mérito de sus éxitos está en el trabajo de los fotógrafos
Todos recordamos la fotografía de Richard Avedon de la modelo Dovima y los elefantes, todos recuerdan la obra maestra de Avedon, algunos más recuerdan el nombre de la modelo, y muy
pocos saben que era un diseño de Dior.
Lo sublime es la imagen de Avedon, el talento del fotógrafo consiguió realizar una fotografía
para la historia.
Algunos diseñadores se atreven incluso a jugar a ser fotógrafos, he visto autenticas barbaridades publicadas en la edición francesa de Vogue por el mítico KL.
La fotografía de Avedon es una obra de arte, su dimensión creativa esta por encima de cualquier
diseño que hubiese tenido que fotografiar, el artista es Avedon, y en este caso el diseño no es importante, si no la idea del fotógrafo y su materialización posterior en una imagen.

Richard Avedon – Dovima y los elefantes, 1955

Deja un comentario