Las Cigüenas Chasquean Sus Picos Al Amanecer

Rafael Roa © 2010 Bus Stop

Rafael Roa © 2010 Bus Stop

Se acaba el fin de semana. Vengo de un lugar donde las cigüeñas se enfrentan al sol cuando amanece, sobrevuelan mi ventana y las veo cuando abro los ojos. Te despiertan con el chasquido de sus picos. Es el paraíso, los anhelos se cumplen y los sueños parecen convertirse en realidad.
Siempre me gustaron los amaneceres, los instantes en los cuales la penumbra de la noche va perdiendo la batalla. El día llega, y poco a poco la luz lo inunda todo, pero esa última hora de la noche es mágica, llena de matices. Puede ser silenciosa, y escuchar el ruido de tus pisadas, o apasionada e intensa, y se cumplen tus sueños.
Cada vez aprecio más las imágenes de esos instantes cotidianos en los cuales el silencio se destruye. Fotografiar aquellos momentos íntimos, que son los que dan sentido a nuestras vidas y que en muchas ocasiones somos incapaces de ver y apreciar. Aprender a ver y aprender a vivir. Mirar el mundo desde arriba, los vuelos de las cigüeñas me traen a la memoria la fotografía que le hizo Oscar Graubner, asistente de Margaret Bourke-White, a la fotógrafa cuando realizaba una toma de Nueva York desde una gárgola del edificio Chrysler.
No se como fue esa toma de Bourke-White, pero la fotografía de Graubner tiene una magia especial que transciende al instante en el se realizó.
Los sueños se transforman en imágenes y las fotografías en recuerdos eternos.

Oscar Graubner fotografía a Margaret Bourke-White en una gárgola del edificio Chrysler

Oscar Graubner fotografía a Margaret Bourke-White en una gárgola del edificio Chrysler

Rafael Roa © 2012

Rafael Roa © 2012

Comentarios

  • Coincido contigo al 100%, Roa. Y a notar que en esa toma, Margaret está empleando una cámara Graflex, una réflex monocular de gran formato, que fueron anteriores a las de 35 mm. También Tina Modotti empleó en Méjico ese tipo de cámara.

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario