Las Armas en La Fotografía

>

Helmut Newton Foundation © Jo Champa, 1988

Las armas siempre han estado presentes en la fotografía, desde imágenes de ficción, de violencia
real, en juegos infantiles, como complementos a juegos sexuales, el poder y la prolongación del
falo.
“Mi pistola y mi polla”, ese slogan de la cultura norteamericana que relaciona directamente
poder, violencia y sexo. Todo esto ha sido reflejado siempre por los fotógrafos, incorporado a sus historias. Hoy os presento unos poco ejemplos cogidos a vuela pluma de fotografías que anidaban
en mis recuerdos, sin una búsqueda exhaustiva.
Las armas representan en esa cultura el poder, la seguridad del sujeto frente a sus semejantes de
poder hacer frente a cualquier tipo de agresión hacia sí mismo o sus propiedades.
Los letreros que figuran en muchas propiedades del medio oeste reflejan esa cultura, “Propiedad
Privada, no pase la cerca o serán tiroteados, supervivientes serán perseguidos”. 

Larry Clark ©

Un arma forma parte de una forma de vida, Larry Clark lo reflejó en sus fotografías de adolescentes orgullosos de portarlas, Helmut Newton fotografió la relación entre las armas y el sexo con Jo
Champa y su amigo.
Otros como Gary Winogrand, Henri Cartier Bresson, o William Klein fotografiaron a los niños
con ellas en sus juegos infantiles donde se reproduce esa estética de la violencia social de los adultos.

William Klein ©
Henri Cartier Bresson © Magnum – Roma 1951

Porque los niños crecen alimentados por la violencia social del sistema, se les educa para
responder a cualquier agresión, para ser competitivos, fuertes, ganadores.
Esa ha sido la cultura dominante que ha colonizado Europa desde finales de la segunda guerra mundial, la única diferencia es el control estricto que existe aquí para el uso y tenencia de las
armas.

Robert Yager © Pandillero y revolver con niño

Después está la violencia real, las guerras, los asesinatos, la muerte en directo, todo aquello que
genera morbo y tensión se vende como espectáculo informativo a las masas que lo asimilan
comiéndose un sandwich frente al televisor, en definitiva hemos heredado la cultura de la
violencia como forma de solventar problemas y de ejercer nuestro dominio sobre los otros.

Eddie Adams © El general de viernam del sur Nguyen Ngoc Loan ejecuta a un vietcon

Weegee, ese testigo de la muerte en directo, en las noches de matanzas de los gansters por el
dominio de los territorios, fotografió de una forma humorística y critica este anuncio de una
tienda de armas.
En Madrid aumentan este tipo de tiendas, antes las armerías estaban destinadas a un público exclusivamente cazador, ahora esa estética ha cambiado por la paramilitar, lo cual les da
un componente ideológico muy peligroso que alimenta la cultura de la violencia en la sociedad.

Weegee ©

Deja un comentario