La Reflexión, Lo Efímero

Rafael Roa © 2015 Captura IPhone 5 El Retiro, MADRID

Rafael Roa © 2015
Captura IPhone 5
El Retiro, MADRID

Un día puede empezar con instantes sublimes y acabar con catástrofes provocadas por lo aleatorio que se producen en nuestras vidas. Nuestra planificación puede desaparecer por un hecho no previsto e inevitable que nos conduce a una situación no esperada. En la vida esto es lo más habitual. También en cualquier proceso creativo el resultado final se puede modificar por este tipo de variables que nos conducen a cambiar de rumbo. Encontrarnos con variables incomodas que nos dificultan nuestros planes. Controlar el pensamiento, tener el temple necesario para evitar que la frustración y la adversidad nos derroten. Disfrutar de lo efímero y dar valor a todo aquello que por su repetición no llegamos a disfrutar con plenitud. La humildad en el aprendizaje continuo, y disfrutar del conocimiento nos alejaran de los mensajes equívocos que nos invaden para nuestro control. Enterrar los artilugios de moda provocará en nosotros una liberación que nos permita apreciar lo esencial, alejándonos del control que ejerce la barbarie sobre la vida. Derrotar a esa alienación programada como base para tener una perspectiva diferente a los sumisos borregos que forman los coros de la estupidez. La reflexión nos hará más libres.

Comentarios

  • Elisa

    Hola Rafael,

    Gracias por este post tan acertado, tan esperanzador y tan sincero.

    Elisa

Deja un comentario