La Predicción

Rafael Roa © 1994 – Hidden Desires

La dulzura de su rostro se cubría con la mascara, sus ojos brillaban, adivinó
como eras, sólo le hablé de ti sin detalles y me dijo el color de tu pelo, la
forma de tu nariz, tus ojos, como eras, como vivías, tu historia, tus males
de amores, tus inquietudes. Se fue mientras se cerraba la puerta del ascensor
de aquel hotel lleno de historia, y oí sus palabras “Ella es para ti”, el ascensor
antiguo bajaba lentamente, yo no salía de mi asombro, ese cuerpo infantil y
esa mujer con cara de niña, predijo mi futuro. No la volví a ver más, quizás
se esfumo entre la multitud con un conjuro.

Deja un comentario