La Mirada Del Asesino

El asesino de Oslo

Muchos de los asesinos nos quieren salvar del mal, quieren salvar a la patria, generalmente son
fanáticos religiosos, da igual en la basura que crean, nos quieren meter a sus dioses por cojones,
la fe con sangre entra, que se lo digan a las víctimas del genocidio guaraní por la secta de los
católicos en su conquista del nuevo continente. Este sujeto rubio ha asesinado a 93 personas
a sangre fría, un nazi convencido, xenófobo y muy patriota.
A que desconfiar de los patriotas, y sobretodo de aquellos que aman a dios y se empeñan que tu
hagas lo mismo. Conozco muy bien los países nórdicos, sé el cataclismo que supone esto allí,
nadie concibe que esto pase, como dice una amiga mía noruega, somos un país de campesinos
que nos hicimos ricos con el petróleo, y que vivimos bien, gente tranquila y amable y que su
periodo mas negro fueron los 100 años de dominio sueco. El barco en el que viajé al cabo Norte
en 1981 está hoy en un museo, el expreso del norte se ha modernizado con barcos de últimas
tecnologías, cruceros de lujo. Volviendo al nazi de mierda este, me imagino la escena, los chicos
disciplinados obedecen a un policía y se juntan, son países donde se respetan las normas, no se
saltan los semáforos o no llevan perros sueltos si esta prohibido, nada de papeles en el suelo.
Lo hizo todo con precisión, seguro que el tipo tiene calculada hasta la condena máxima de 21
años, estas son las muertes que me importaban ayer, 93 inocentes a manos de un Hitler nórdico,
eso si, católico y muy patriota. Los buitres de la derecha española, esa que tiene imputados por
todo el país vocearon sus miserias como ratas inmundas, pero no pasa nada, irán a rezar con su
papa nazi en agosto para que les perdone sus pecados de corrupción.

Víctimas del asesino en la isla de Utoya

Murió la chica que quería ser reina del soul, eso es una anécdota entra tanta víctima inocente
a manos de un patriota, los patriotas son así, asesinan, dan golpes de estado o se llevan el dinero
a Suiza, eso si lloran cuando oyen el himno.

Deja un comentario