La Huelga

Rafael Roa © 1976

“Todo el mal que puede desplegarse en el mundo se esconde en un nido de traidores”
Esta frase de Petrarca es un resumen del viaje de todos estos años, desde el final de
la dictadura hasta hoy, por lo menos para mi.
Me tomaba un café caliente mientras oía la televisión y el sonido de fondo eran las
primeras preguntas de control al gobierno, no suelo torturarme con estos sonidos
medio ambientales, porque han sido un ejemplo de estupidez profunda de preguntas y
respuestas, y cuando alguien se equivocaba con una pregunta mínimamente
inteligente, no se respondía.
No me gustan las huelgas a la carta, el problema se suscitó antes del verano,
las reformas sociales que afectan a la gran mayoría de la población solo sirven para
aplacar a los especuladores que crearon la crisis y que cuadren sus cuentas, así es el
juego del Monopoly, antes del verano se debió haber hecho esta huelga, antes de
la aprobación de esas leyes.
Uno no se revela contra la injusticia y el atropello a la carta, no se va de vacaciones,
se broncea y vuelve con las pilas cargadas para montar un espectáculo y salvar su
cuota de poder o representación, los sindicatos son tan responsables de la perdida
de conciencia de la ciudadanía como los políticos sin ética que mercadean con pactos
para la aprobación de sus leyes, o siguen saliendo en conferencias de prensa
postulándose como candidatos cuando están procesados por corrupción, todos son
responsables de la situación de declive moral de la ciudadanía, y todos hablan con
medias verdades, con parches para mantener su papel en la obra de teatro.

Deja un comentario