La Desnudez, Lo Obsceno, Las Injusticias, La Miseria

Rafael Roa © 2013

Rafael Roa © 2013

Ojeo de nuevo el ensayo de Georges Bataille “El Erotismo” y no me produce la misma impresión que cuando lo leí en mi juventud. Pienso en la sensación que causaron en la conservadora sociedad norteamericana las fotografías de Mapplethorpe, esos hombres negros tan bien dotados, imágenes llenas de nitidez que perturbaban la moral religiosa de muchas gentes.
Los condicionantes de las diversas religiones, marcan una forma de pensamiento que subordina el modo en cual se acercan a la contemplación del desnudo. Sea cual sea la moral de la religión que se profese siempre se produce cierto prejuicio contra la contemplación de la desnudez o de imágenes que muestran el deseo sexual.
La sociedad se sigue escandalizando frente a los cuerpos desnudos y el sexo. Es la hipocresía que ha producido en millones de ciudadanos durante siglos ese tipo de educación llena de represión y oscurantismo.
En el fondo son meros instrumentos de control social, el temor de los dioses, el respeto y la sumisión ciega al rey, y el sentimiento de patria como defensa de los intereses del poder.

Frente a todo esto los artistas han reaccionado siempre, las performances de Marina Abramovich y Ulay escandalizaban a esas miradas conservadoras, mientras la violencia contra los ciudadanos era asumida con total naturalidad por la mayoría.
Se fusila, se invaden países, se crean dictaduras obedientes al capital internacional que masacran a los inocentes, y nada de esto mueve ningún sentimiento en la mayoría de esa población conservadora y tradicional. Los penes de los negros de Mapplethorpe, la teta de Janet Jackson en la televisión, o cualquier otro artista que intente usar el desnudo como transgresión contra esa sociedad adormecida, era puesto en la picota.

No hay obscenidad en un desnudo, ni en cuerpos que expresan deseos sexuales, ésta se encuentra en la mirada sucia de aquel que ve algo oscuro y repugnante en un cuerpo. Lo obsceno, injusto, y miserable son los desahucios que se producen en este país cada día, tener una clase política corrupta que se ha beneficiado de dinero público, o que todos tengamos que financiar las perdidas de los bancos, y que la sanidad y la educación se privaticen y se conviertan en artículos de lujo, y en negocios de los amigos de los poderosos.

Que en las afueras de Moscú se encuentren campos para emigrantes de la repúblicas caucásicas o se apalee a los homosexuales en la calle. Que en Siria miles de inocentes mueran por armas químicas o que una trabajadora de Marruecos, Bangladesh o de cualquier otro país gane salarios de miseria. Que la venta de armas para provocar las guerras  sigan alimentado a esta industria, provocando millones de víctimas inocentes, tampoco importa. Todas estas cosas que suceden cada día y las vemos en los telediarios sin inmutarnos.

Es lo más obsceno y vergonzoso que ocurre y a esas mayorías no les afecta para nada, mientras un desnudo les produce estupor y altera su tranquilidad espiritual.

Marina Abramovich y Ulay

Marina Abramovich y Ulay

Robert Mapplethorpe Foundation ©

Robert Mapplethorpe Foundation ©

Protestas contra la Ley Hipotecaria, imagen de RTVE

Protestas contra la Ley Hipotecaria, imagen de RTVE

Rafael Roa © 2012 Madrid 9 de Septiembre, barrio de Salamanca, el de la burguesia adinerada de toda la vida. Una persona víctima de la crisis dentro de su saco, con una maleta vacía, como única propiedad.

Rafael Roa © 2012
Madrid 9 de Septiembre, barrio de Salamanca, el de la burguesia adinerada de toda la vida. Una persona víctima de la crisis dentro de su saco, con una maleta vacía, como única propiedad.

Comentarios

  • Isabel

    Muy bueno Rafa, conciso y contundente.

  • Nicon Pepinos

    Amén.

  • Excelente entrada que comparto plenamente.
    Las religiones, al menos algunas, en el ejercicio de su función como elemento de control al servicio del poder caen en la incongruencia. Se produce entonces la doble moral que se escandaliza ante el desnudo e ignora el crimen.

  • Pingback: La semana en los blogs CCXCI - Error 500

  • sonia

    Absolutamente cierto, has puesto voz a lo que muchos pensamos, dominan aún los poderes fácticos por encima del sentido común y de la ética. Gracias.

  • Leda Ayax

    Todo muy bien, de acuerdo respecto a los cuerpos y su desnudez que no tienen nada de obseno y que la obsenidad es otra cosa, dirigiendo la mirada hacia las atrocidades que a cada segundo se hacen contra los seres humanos: las guerras -comercio de armas-; las políticas de gobiernos e instituciones internacionales en beneficio de unos poquitos-ellos mismos-; etc… pero ¡ojo! ¡profundicemos acerca de la información! ¡y cómo intentan manipularnos!!! no repitamos su metodología violenta, sensacionalista del horror. Los “artistas” se supone conectados (a lo sagrado), “inspirados”, ya no solo deben denunciar, sino transmitir belleza y apertura de futuro!!

    • No estoy de acuerdo en que los artistas se deben dedicar a transmitir la belleza solamente. Tampoco creo que estén conectados a lo sagrado.
      ¿Que es lo sagrado, hay algo que merezca tal adjetivo? Los artistas están dentro de la sociedad y sufren como todos las injusticias colectivas
      del sistema. Algunos las denuncian y otros son meros objetoa decorativos del mercado, sólo desean su pesebre.
      Saludos

      • Leda Ayax

        Lamento que no hayas comprendido lo que te comento. Quita el comentario si gustas.

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario