La Cámara y La Mirada

Rafael Roa © 2011 – La actriz Begoña Sánchez

La mirada de la actriz Begoña Sánchez es directa y sincera, de esas que te atraviesan y te
recuerdan a otras con las que te has encontrado a lo largo de tu vida.
Hay muchos tipos de miradas, que seducen, enamoran, temen, odian, desesperan y aman.
De todas ellas en algún momento de nuestras vidas las hemos disfrutado o padecido.
Las miradas hablan, nos dicen siempre muchas cosas sin necesidad de las palabras, se
producen en un instante fugaz y se clavan en nosotros que a su vez contestamos con otra,
es un dialogo en silencio en el cual se dicen muchas cosas.
Las miradas son la esencia del retrato, los fotógrafos nos convertimos en coleccionistas de
miradas y gestos que expresan y cuentan mucho más de lo que podríamos decir con palabras.
Por eso las buscamos quizás de una manera obsesiva, porque estamos atrapados por ellas,
y nuestro afán es retenerlas en una fotografía como si fuese un pequeño tesoro de un valor
incalculable.
Estaba viendo unas imágenes de último trabajo de vídeo de Jesper Just “Sirens of Chrome”
mientras observaba la presentación me podía imaginar los sentimientos de los personajes,
y la historia.
Me acuerdo de la mirada de mi madre cuando estaba agonizando, esas miradas son
absolutamente brutales, hice algunas fotos de ella el día antes, fue una forma de retenerla de
una forma efímera, nunca positivaré esas fotografías, pero el hacerlas me sirvió para protegerme
de ese momento duro.
La cámara te da una cierta distancia, te convierte en voyeur de lo que esta pasando, de una
forma artificial es como si estuvieses dentro de la cámara fotografiándolo todo.
Los fotógrafos de guerra deben de sentir algo similar, la cámara les protege del horror de los
muertos a su alrededor, los convierte en objetos decorativos de ese paisaje brutal en el que se
encuentran, todo lo extraordinario se convierte en habitual y contemplar la destrucción en un
mero pasatiempo de un turista accidental.

Deja un comentario