La Apropiación En El Arte

Rafael Roa © 2013 # Cuerpos 111 Sony Alpha 99

Rafael Roa © 2013
# Cuerpos 111
Sony Alpha 99

En estos tiempos del apogeo de “La Red”, la cual se ha convertido en un inmenso océano lleno de información de todo tipo, donde los arrastreros sin escrúpulos faenan sin cesar. Cada día nos encontramos con pequeñas bombas de relojería que van dinamitando los pequeños restos de ética social y política que pueden quedar en la sociedad.
Estas actuaciones son un reflejo del comportamiento político de aquellos que deberían administrar y gestionar el patrimonio público. La clase política es un instrumento fiel del poder real, son los leales servidores del capital multinacional que provoca guerras, cambios de gobierno o altera el precio de las mercancías más básicas.

El negocio del arte se ve afectado por estos comportamientos, y algunos “artistas” se han convertido en los profetas e ideólogos del sistema de pillaje que todos los días se produce en internet.
Apoderarse de las obras de otros para producir “las propias”, y pensar que porque te has descargado algo en tu ordenador ya te pertenece, es una idea que va en contra de cualquier comportamiento ético y que refleja las actuaciones de aquellos que desde el poder político se han enriquecido con el dinero público.
Podemos comprender que estos comportamientos los justifiquen todos aquellos individuos que entienden el saqueo del esfuerzo ajeno como algo habitual, pero que galeristas expongan en sus espacios a sujetos que producen sus “supuestas obras” de esta forma es muy preocupante.

Uno no puede enmascarar su falta de ideas en un discurso sobre la influencia de internet en la sociedad, tan básico y poco interesante que hasta un niño lo consideraría como algo conocido y aburrido. Las fotografías, canciones, textos, no han sido producidas por sus autores para que otros las tomen, modifiquen y haciendo una pequeña mezcla se apropien de ellas. A pesar de la cultura del robo y el pillaje, no todos se apuntan a ese carro.

Postular y defender el apropiacionismo en el arte, provocará el aumento de la mediocridad y el ascenso de los salteadores de caminos y trepas. Sólo será un reflejo de lo que ocurre en el mundo del trabajo con los pelotas y delatores, o en el mundo de la política.
Lo más gracioso del caso es que los que proponen esa especie de socialización de los derechos de autor de los demás, la muerte del artista y el nacimiento del “director de arte, maquetador, interprete, y chico multimedia”, como modelo de los nuevos artistas, defienden sus derechos de autor desde agencias como Vegap y similares. Menos mal que después de sondear la opinión de algunos artistas que son referentes en este país, es reconfortante ver que están en contra de estos nuevos comportamientos.

Rafael Roa © 2013 Lost Paradises, The soft defeat of time

Rafael Roa © 2013
Lost Paradises, The soft defeat of time

Comentarios

Deja un comentario