Jan Saudek

Jan Saudek ©
Jan Saudek ©

Jan Saudek (1935, Praga, Rep. Checa) es uno de los grandes fotógrafos europeos que ha utilizado el desnudo como elemento de transgresión y en ocasiones como arma política. Los recuerdos de su niñez corresponden con el final de la segunda guerra mundial y los del final de su juventud con la invasión de Checolosvaquia por los rusos. Para Saudek la única diferencia entre los alemanes y los rusos es que los primeros beben schnapps y los segundos vodka.
En toda la obra de Saudek se reflejan sus pasiones, deseos y circunstancias personales. Ese sótano húmedo de Praga donde oía como se caía el yeso de las paredes, ha sido testigo de la época más creativa de este fotógrafo. El periodo que va desde finales de los años setenta a finales de los noventa es el más productivo y potente de su carrera produciéndose su reconocimiento internacional.
Saudek utiliza el cuerpo como personaje principal para contar sus historias, que en muchos casos se encuentran situadas en el mundo de los sueños y de sus deseos y pasiones personales. En otras ocasiones los desnudos de las mujeres son metáforas arrojadizas contra el poder. Lo que es evidente que hay una vinculación total entre sus experiencias personales y su obra. Hay otros fotógrafos que utilizan el desnudo como abstracción, basando su trabajo en la estética de las formas arropadas por las luces y las sombras que lo moldean.
Entre estas dos opciones yo me quedo con la opción de Saudek, que es también la que más se acerca a mi punto de vista sobre el desnudo. Saudek es un hombre que ha vivido la vida con intensidad y ha sabido representar en fotografías todo aquello que para él ha sido importante. Para mi hablar e su obra es una referencia imprescindible que se debe transmitir. Podéis ver en Youtube unos vídeos de un documental realizado sobre su trabajo.

Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©
Jan Saudek ©

 

 

 

 

 

6 opiniones en “Jan Saudek”

  1. Impresionante la mirada de este genio de la imagen. A mi me transportan a otro mundo, al mundo de la creación que no es una imitación del mundo que nos rodea, sino algo muy diferente, la recreación en instancias muy profundas del Alma humana. Es un viaje a través de un lenguaje de simbolos indescifrables, que sin embargo podemos sentir con nitidez. Es como el olor de la lluvia, esencia, sin atavíos, …? sintesis de un espacio que envuelve la desnudez, y la nutre.

  2. Pingback: Bitacoras.com
      1. La desnudez habla de nosotros mismos y el ropaje es el origen de nuestra mentira. Hasta que no prescindimos de la tela pegada la esencia no va a perfumar. Pieles de adolescentes, niñas, madres con el vientre cosido, pechos enormes, celulitis, cuerpos fibrosos y deformes, hombres apolíneos, musculados, con miembros grandes, en contraposición, son más vulgares o se han colado en el paraíso oculto de Jan. Es su fiesta privada y nadie se lo puede negar. El erotismo arranca vísceras y expone a sus intrusos a la absoluta desolación. De cada sesión salen heridas y regresan con una cicatriz. El peso del tiempo es atrayente. El instante debe confrontarse con otro, una década después. Los pliegues ceden al abandono, las arrugas son imprescindibles, la ley de la inercia es el principio del único movimiento. Los pétalos de las flores son el símbolo de la muerte a la que sigue la invisibilidad.

        (Esto escribí en el prólogo del libro sobre la desnudez).

    1. Hace ya días estuve precisamente releyendo tus páginas, tanto las dedicadas a “Las flores del mal” como las inspiradas por Saudek. Extenso e impresionante trabajo a pesar de que siempre preferiré la prosa. Tras el impacto inicial que me produjo la obra de Saudek, hoy la he olvidado, algo que no me ha pasado con “Las flores del mal” de Baudelaire. Estupendo trabajo, a los dos, a ti y a Roa. No sabeis el tiempo que me robais (si es que alguien le puede robar su tiempo a otro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *