¿Ha Muerto El Instante Decisivo?

rafaelroa© 2011

Leo que Joan Foncuberta ha determinado la muerte del instante decisivo, me voy a la fuente de la información que es el blog de Daniel Merle, el editor de fotografía del periódico La Nación, y
veo más afirmaciones de Foncuberta como: “El artista del futuro será aquel que, entre otras
tareas, elija de entre las imágenes que otros hicieron. Y a partir de ahí, construya un mensaje.
El editor es el creador, y los fotógrafos profesionales, o aficionados, u ocasionales, proveerán
la materia prima para su obra.
Me hubiese gustado oír en directo estas afirmaciones e incluso entrar en un pequeño debate a
la vieja usanza sobre lo divino y lo humano de la fotografía, el arte o el uso de la herramienta
para crear imágenes y como se comparten o se reproducen en la actualidad.
Creo que afirmaciones de tal calibre son sólo titulares y se hacen para epatar, crear un debate o posicionarse en un escalón que le permita visualizar la siguiente jugada con una cierta ventaja,
es como lanzar un guante a la cara del adversario y que acepte el reto.
Lo que el editor es el creador es una afirmación peligrosa que puede ser la excusa para la
aparición del artista sanguijuela y ya tenemos ejemplo en un Premio Nacional de Fotografía,
esa sobre valoración del sujeto creador subido en la columna de Peridis, cada día me resulta más patética.
Yo no creo en gurús ni en profetas que vaticinen el futuro, porque en estos momentos creo que es
más importante centrar el debate sobre el futuro inmediato de las sociedades en las que estamos
viviendo y como vamos a contar lo que esta sucediendo.
Creo que se avecinan tiempos en que lo estético dejara paso a lo real, a lo inmediato y que las
imágenes que se van a producir irán mayoritariamente en esta dirección.
No se si nos queda mucho tiempo para tocarnos la coleta pensando en debates metafísicos y
filosofar sobre el futuro del arte contemporáneo.
Los suburbios de las grandes ciudades se incendian y podemos estar en puertas de un gran estallido global en muchos países, eso lo contaremos con cámaras digitales, smartphones, y esas imágenes
se compartirán en segundos, la información volará, y eso que dicen que ha muerto, estará más
vivo que nunca, ya en formatos de vídeos o fotografía. Me da la sensación de que vamos a vivir momentos que hace años no sospechábamos que podrían pasar, lo que si tengo claro que lo banal
o lo accesorio quizás esten disfrutando de sus últimos tiempos.
La especulación del sistema financiero que ha traído esta crisis ha ido en paralelo con el desarrollo
del arte contemporáneo en estos últimos años, tanto en el contenido de las obras que eran puestas
en el mercado, como en la apuesta especulativa en obras vacías de contenido narrativo o
transgresor y apoyadas sólo en una estética suave y blandita aceptable para todo tipo de estómagos
y tragaderas.
El estallido de la burbuja económica producirá cambios sociales, y esto afectará directamente en
la forma de expresar desde un punto de vista creativo lo que esta pasando, lo real no va a dejar
mucho espacio a las pajas mentales sobre el sexo de los ángeles.
El uso de las nuevas de las tecnologías determinará las nuevas estéticas en la producción de
información como también sirve de canal para provocar los estallidos sociales que están
sucediendo en el planeta y los que van a suceder mañana.  

Deja un comentario