Everytime we say goodbye I die a little…

Rafael Roa ©  2013 Miguel Sacristán, Gonzalo Sánchez, Manuel Heredia, Segundo Jazz, Madrid

Rafael Roa © 2013
Miguel Sacristán, Gonzalo Sánchez, Manuel Heredia,
Segundo Jazz, Madrid

“Everytime we say goodbye I die a little”, así comienza esa fabulosa canción compuesta por  Cole Porter y versionada por grandes nombres del jazz como Ella Fitzgerald o Chet Baker. De la desgarradora trompeta y voz de Chet a la inigualable de Ella, cada nota me produce un cúmulo de sensaciones diferentes.

El jazz y la fotografía están sumamente unidos, este tipo de música me produce una intensidad espiritual similar al instante íntimo en el cual veo que una idea se materializa en una imagen.
Cada imagen que se toma es igual que lanzar un mensaje en una botella al océano, algo que sientes lo compartes con gentes completamente desconocidas para ti.
La intimidad del estudio o de las calles vacías antes del amanecer, esas horas perdidas del día para muchos se convierten en mis mejores instantes para efectuar esas búsquedas de todo aquello que el poder corrupto nos quiere ocultar, o simplemente para disfrutar del silencio e intentar retener esas sensaciones en fotografías.
La historia del jazz recogida por grandes fotógrafos como Herman Leonard , William Claxton y en este país por Javier Nombela. Para poder fotografiar el jazz tienes que amarlo, no puedes ser testigo de instantes irrepetibles si careces de poder entender las sensaciones que esa música transmite.

Sentir todo aquello que los otros te dan y compartir aquello que tu sientes. Ese intercambio de sensaciones se produce siempre entre el jazz y la fotografía.

Herman Leonard © 1948 Dexter Gordon

Herman Leonard © 1948
Dexter Gordon

Javier Nombela © 1996 Tete Montoliú

Javier Nombela © 1996
Tete Montoliú

William Claxton © Elvin Jones outside Birdland, Manhattan, New York City.

William Claxton ©
Elvin Jones outside Birdland, Manhattan, New York City.

Rafael Roa © 1992 Nora y su saxo  Hidden Desires

Rafael Roa © 1992 Nora y su saxo
Hidden Desires

 

Comentarios

  • Esther

    ¿Qué son las distintas artes sino la manifestación de los sentimientos a través de los sentidos? Es imposible, entonces, evitar que éstas se mezclen de la misma manera que los últimos lo hacen en nuestro cerebro para interpretar la realidad; se mezclen e interactúen. Música y fotografía, ni el hombre y la mujer forman tándem más perfecto para un creador. Aunque algo me dice que no estarás de acuerdo con esta última afirmación, sinceramente creo que la música es todo y está en todo, y la fotografía está en verlo todo.
    Perdona la vaguedad absurda de este comentario, pero has tocado en tu artículo dos elementos básicos en mi vida y ha sido como si me pinchasen para escribir.
    Un abrazo, Rafael.

    • rafaelroa

      Encantado de leer tus palabras, cada uno vive las cosas desde su percepción de las mismas, muchas se complementan.
      Un abrazo

  • Rosa Ferré

    Creo que tienes toda la razón , para mi la fotografía son sentimientos , amas el instante en que logras captar la imagen deseada .
    La música por supuesto siempre a expresado el estado de ánimo de cualquier ser , si se logra coincidir el sentir y el gozar el resultado puede facílmente llegar al éxtasis

  • Sergio

    Adoro el jazz, tu entrada de hoy es todo un regalo.

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario