El Soldado Republicano

El Soldado Republicano – Melilla, 29 de Enero de 1934

Ayer me dijeron que querían leer algo escrito por mi con pasión e intensidad, y hoy me he puesto a ello. Esta es la historia de un soldado republicano que hacía la mili en Melilla en 1934, la fotografía tiene una dedicatoria a su novia. Es un contacto de un tamaño de 5x4cm, hay otra sin la gorra de plato que tampoco mira a la cámara. Es de mi colección de fotos antiguas, tengo algunas del siglo XIX, de la procedencia más diversa, siempre me ha interesado para que fueron hechas.

Ésta se hizo para hacer saber a su novia cuanto la quería. Cada fotografía justifica una historia que se quiere contar, era una forma de comunicarse. Muchos de estos hombres fueron fieles a la república, primero hicieron su servicio militar, luego empalmaron tres años de guerra en la defensa de la democracia y de los valores en los que ellos creían. La mayoría murieron en la guerra, otros después de ella fueron asesinados por los golpistas. En su gran mayoría eran gentes del pueblo que habían cumplido con su deber.

Los que sobrevivieron a esas matanzas, lucharon por sacar sus familias adelante, criaron a sus hijos en los valores que ellos defendieron, la libertad, la justicia, la honestidad, el sentirse orgulloso de sus orígenes y la fidelidad a sus ideas. No hacía falta hablar de ideologías a los hijos, sólo de unos principios básicos que todo ser humano debería aprender a respetar.

El esfuerzo de esta generación es impagable por lo que significaron para este país, lo que nos transmitieron fue muy valioso, yo de este hombre me siento muy orgulloso por todo lo que me enseñó, mi padre Pedro Roa.

Deja un comentario