El Imperio Del Retoque Digital

Annie Leibovitz ©

Cuando vi esta fotografía Annie Leibovitz en la que Beckham hace de principe, me di cuenta de que el imperio retoque digital había entrado en el mundo de la fotografía contaminando el sentido estético de grandes nombres del momento. A partir de estos trabajos Annie Leibovitz dejó de interesarme. Nada que ver esta imagen con aquel retrato de Meryl Streep en la portada de Rolling Stone.

Annie Leibovitz ©

La herramienta del retoque se ha hecho dueña del medio, y es el único argumento estético de muchos fotógrafos carentes de talento que la usan como artillería pesada de su obra. Esta claro que no es el caso de Leibovitz, pero si de otros que elaboran ese cocktail de famosos de medio pelo, con modelos guapas e imágenes con una estética kitsch donde el retoque es lo único que aportan.
No estoy en contra del avance tecnológico, ni del retoque, pero si en contra del uso del mismo como único argumento, para sustituir la falta de contenido o de narrativas visuales por un pastel azucarado y digno del mundo de la Barbie. Hay grandes fotógrafos que lo utilizan como ayuda a la construcción de sus imágenes, pero éste no es el protagonista si no una herramienta precisa que ayuda a potenciar las  características de la imagen. No hacen falta efectos especiales para tratar de epatar y llamar la atención, esto lo usan aquellos autores que no tienen nada que contar, lo valioso son imágenes con un fuerte contenido narrativo.
Gregory Crewdson y Erwin Olaf son dos fotógrafos que usan el retoque digital en sus obras, pero cuando las ves no reparas en él, porque su narrativa visual es tan poderosa que lo que te seduce de sus trabajos es lo que ellos te están contando, por eso ellos son grandes artistas y no mediocres cuya tarjeta de presentación es la falta de ideas y el uso kitsch de las tecnologías.

Gregory Crewdson ©

 

Deja un comentario