El Disparo y La Fotografía

Erwin Olaf © 1998 Mature

Creo en la previsualización antes de la toma, fotografiar la idea o el instante pero sabiendo
que estamos decidiendo el momento exacto que queremos retener.
Para mi es necesario una búsqueda previa al trabajo fotográfico y honestamente creo que
esto se nota en los resultados finales.
Como ya todos sabemos, la tecnología digital ha facilitado el acceso en masa a la captura
de imágenes. En nuestros teléfonos móviles tenemos muchas aplicaciones para obtener
imágenes con una gama de filtros que le dan diferentes acabados a esas tomas digitales.
Todo esto se comparte desde los mismos terminales y la gente vota aquellas que más les
gustan. Tenemos a nuestro alcance aquella máxima de Kodak, “Usted dispare y nosotros 
hacemos el resto”.
Capturamos, metemos el filtro que nos gusta y compartimos. Hemos creado la toma
digital de los trucos, y simplificado en acto de la toma fotográfica a un divertimento.
Las recetas y los atajos son demandados por muchos que quieren aprender fotografía
digital, un sistema rápido que nos permita no tener que leer manuales de nuestra propia
cámara, ni tener que conocer en profundidad las herramientas del revelado digital.
Los trucos tienen mucho éxito y estas aplicaciones de los móviles gozan de una gran
popularidad, tanto como los portales donde la gente cuelga sus álbumes con sus fotografías.
Dudo de que sea positivo estar viendo constantemente fotografías similares a las tuyas en
un proceso de aprendizaje, creo que la gente se contagia de la estéticas de los demás,
y no investiga nuevas formas de expresión.
Para aprender creo que lo mejor es tener una buena formación técnica y de la historia de la
fotografía. Conocer la evolución estética, sus principales autores e influencias nos permite
tener referencias que nos permitan llegar a pulir nuestra  propia mirada hasta conseguir
hacerla reconocible para nosotros y aquellos ven nuestro trabajo.

Deja un comentario