El Desnudo, La Complicidad de Lo Íntimo

rafael roa – 1993

En la fotografía del desnudo se suceden difrentes tipos de relaciones entre el fotógrafo y sus
modelos una gran variedad de situaciones que determinan el resultado final.

Podemos evaluar toda la historia de la fotografía de este género y comprobar que desde unas
estéticas neoclásicas o pictorialistas, hasta fotografías con un componente erótico, hemos
experimentado unos cambios de las narrativas visuales más directas hacia el sexo explícito y
el desnudo como transgresión.

La figura del fotógrafo ha cambiado de papel, pasando a ser un catalizador y director de
una escena previamente imaginada o bien un simple voyeur oculto que roba escenas de otros.
Las narrativas de la belleza han sido captadas por la mayoría de los autores, desde los orígenes
de la fotografía hasta nuestros días, y podemos afirmar que ha sido el discurso mayoritario.
Otros se han adentrado en terrenos más difíciles de aceptar para el gran público, usando el
desnudo como elemento de transgresión, buscando con ello mostrar el deseo, las pasiones
 los aspectos marginales de la prostitución, o el sexo explícito.
Cada individuo que usa la fotografía como la herramienta seleccionada para contar sus historias
y decide incorporar el desnudo a su narrativa visual debe elegir que es lo que quiere mostrar y
en que terrenos va a moverse.
No es fácil empezar este camino creyendo que sólo es necesario poner un cuerpo bello delante
de la cámara y que con eso todo esta hecho. El desnudo es un tema muy apetecible de abordar,
pero también se puede convertir en algo manido y aburrido si no tenemos claro el enfoque que
le vamos a dar y lo construimos desde un punto de vista tan personal que nos diferencie del resto.
Da igual lo que hagamos, tener una personalidad propia es algo muy difícil de obtener, y que se
consigue sólo gracias al trabajo, aprendizaje continuo y al deseo de querer avanzar y no detenerse.
Las relaciones que establecemos con nuestros modelos llegan a ser muy cómplices, y si no son de
esta forma es difícil que exploremos aspectos tan personales como los sueños, los deseos y las
pasiones de aquellos que generosamente se ofrecen a que nosotros destilemos todo esto en fotografías.

Deja un comentario