Dunas

Rafael Roa © 1981

Las dunas cambian con el viento y al amanecer son diferentes de como eran la noche
anterior, el sol entró suavemente por la ventana, te despertaste, enseguida estuviste
lista y tu coche se perdió entre la polvareda del camino. El paisaje era nuevo. la luz
y el viento lo habían cambiado, me era difícil saber donde habíamos estado la tarde
anterior, se habían perdido los rastros y el recuerdo era borroso, el sol empezaba a
quemar mi piel, era necesario protegerse y seguir el camino, solo deseaba volver
a encontrarte, sólo me quedaba el recuerdo de tu mirada.

 Rafael Roa © 1981

Deja un comentario