Duane Michals Y Algunas Reflexiones Sobre El Mercado Del Arte

Duane Michals © DR Heinsenberg’s Magic Mirror of Uncertainty

El otro día, unos amigos publican en mi muro de Facebook una entrevista que Enrica Viganó hizo a Duane Michals para El Cultural en el año 2001  y que es resumida en este blog. Duane Michals opina sobre diversos autores de la denominada fotografía contemporánea como Gursky, Tillmans o Cindy Sherman. Coincido con él en sus opiniones sobre estos autores pero no con respecto a Joel Peter Witkin. Esta entrevista y mi pequeña visita a Italia me han hecho reflexionar acerca del proceso creativo, la técnica y el valor de las cosas.
Empezaré por la última cuestión. Desde finales de los años ’90 hemos asistido al desembarco de toda la escuela de Dusseldorf en la bienales de arte. Gursky, Candida y sus muchachos han copado el mercado y han producido una sobrevaloración de sus obras, que como apunta Duane Michals no aportan mucho más que el tamaño y un uso de la fotografía de arquitectura o interiorismo.
Opino, sin ser radical, que igual que hemos sufrido una burbuja inmobiliaria que ha hecho estallar el sistema financiero por el famoso truco del timo de la estampita, también se ha producido una burbuja especulativa en el mercado del arte.
Los coleccionistas ávidos de hacer negocio han invertido en este tipo de autores, y se ha producido un incremento espectacular en el valor de sus obras hasta los ya conocidos 4,3 millones de euros del paisaje de Gursky. Muchas fundaciones y entidades culturales de este país se han lanzado a una feroz carrera para construir sus colecciones de fotografía contemporánea sin un criterio serio, usando sólo la lista del top ten del mundo del arte.
¿Cuántos de estos autores que han exportado la estética del gigantismo y el contenido vacío aguantaran sus cotizaciones con el paso de las décadas?
Imaginemos que en la situación económica actual igual que ha explotado el mercado inmobiliario y de las hipotecas basuras y ante una posible gran recesión en Europa que nos arrastre a todos, el valor de las obras de los compatriotas de la Merkel no se sostienen y el mercado del arte salta por los aires.
¿Quien ha alterado el valor de las obras de arte con intereses especulativos? El mercado del arte ha sido el refugio de personas que lo han usado como blanqueo de capitales.
¿Por qué se ha potenciado a toda la escuela de Dusseldorf en detrimento de otros autores europeos más interesantes?
¿Quien mueve los hilos en las bienales para potenciar en el mercado y la venta de determinados autores?
Estas preguntas tienen una fácil respuesta, el mercado del arte está dirigido por los mismos que mueven los hilos del poder económico real. Les interesa el auge y desarrollo económico de artistas vacíos de contenido y fácilmente digeridos por el poder.
Y usan a estos autores como medio de colonización cultural y la marginación de otro tipo de arte que cuestione el sistema.
Sobre la técnica y el proceso creativo seguiremos otro día.

Duane Michals ©

Duane Michals © A Woman Dreaming In The City

Duane Michals ©

Duane Michals ©

Comentarios

  • Pedro

    Las leyes y fuerzas del mercado del arte son la fuerza de succión del remolino, los críticos y galeristas en buena parte adornan un discurso y los espacios para transformar, exponer y elaborar “productos” para este mercado, muchos fotógrafos o “artistas” se ponen a la cola de estos galeristas, críticos, hacen lo que piden los circuitos del “arte”. Ahora tiene mas volumen y presencia mediática….. sin embargo algún creador siguen buscando porque no tienen mas remedio y solo alguno, alguna vez lograra una nueva imagen, ir generando una obra que tal vez alguien rescate en algún momento. Pero eso no es nuevo, ahora me acuerdo de Cézanne o de Frank.

  • joseba bilbaorevolurion

    La fotografía puede acabar maltrecha por estos tiburones del ikea . La fotografía es algo tan sencillo y bonito que solo hace falta apretar un botón y mirar dentro de ti y conectarte con el mudo real. Si idolatramos a fotografías sin fondo , pues durarán lo que duran. Picasso, Dalí, Miro, ….son eternos. Había personalidad, había tensión , las pasaron canutas en lo politico y social. Los que mencionas en este articulo, no creo que su valor de mercado corresponda a su valor emocional real.

Deja un comentario