Cruce de caminos

Rafael Roa©2010

Me gustan los cruces de caminos y más si hay una teórica salida como una parada
de autobús donde uno puede esperar que lo rescaten y volver al mundo real, no
es que este mundo no lo sea, pero a veces huimos y nos escondemos para no ser
encontrados, no dejamos rastros, ni migas de pan en el camino como en los cuentos,
y otras veces desearíamos ser encontrados, rescatados, devueltos al mundo que
muchas veces detestamos.
Una anciana dobló la esquina y se detuvo ante mi, me dijo:
“Me voy al medico y ya me da miedo dormir sola aquí, creo que pronto volveré
a la ciudad”, fue su monologo, pensaba en voz alta pero sus ojos miraban
a los míos, quizás esperando alguna aprobación que yo no di, siguió andando por
la carretera hacia a otra parada en otro cruce de caminos donde seguramente
pronto llegará un autobús que la rescate.

Deja un comentario