Currently viewing the tag: "Vídeo"
Lewis Baltz ©

Lewis Baltz ©

Vivimos unos tiempos en que los que quieren tener éxito o creen haberlo alcanzado proclaman a los cuatro vientos que ellos emplean un 70% de su tiempo en vender lo que hacen y un 30% a producirlo. Todo se basa en el marketing salvaje del humo que venden y tiene esa inspiración del nazismo con esa frase de Göbbels: <<una mentira repetida mil veces se convierte en verdad>>.

Venderse al precio que sea, ocultar nuestra ignorancia y aparentar que lo sabemos todo y que cualquier cosa que producimos es tendencia y vanguardia. No hay espíritu de autocrítica, todo lo que hacen vale, y generalmente este tipo de sujetos se toman cualquier crítica ya sea en un periodo de aprendizaje o posterior como una afrenta personal. Sobre todo lo importante es ocultar sus carencias, seguir aparentando que son expertos en aquello que desconocen y mantener su comportamiento ególatra como escudo para ocultar su ignorancia. Estas actitudes de las masas posmodernas que se agrupan en torno a las modas imperantes y a las etiquetas del momento tienen éxito en todos aquellos individuos que aspiran a conseguir un cierto status en la actividad a la que se dediquen con la ausencia del esfuerzo y la ética del trabajo. El peligro de estas actitudes es el contagio masivo que producen, cuyo dios se encuentra en ese rincón del vago, del cual extraer cuatro frases de moda para aparentar que saben algo. Si esto les falla les queda el plagio, buscar algún autor que pudo haber hecho algo rompedor hace cuarenta años y con un par de retoques adaptarlo como si fuese una idea original. Todos estos comportamientos son consecuencia directa de la corrupción generalizada existente en el planeta, la economía de la especulación que altera el precio de las cosas sin haberse producido transacciones reales. Se premia el pillaje, a los impostores y los asaltantes que se ocultan sigilosamente en cualquier lugar. Los ególatras se pasean con la altivez que oculta su ignorancia, como modelos efímeros en una pasarela de patéticos personajes.

He elegido para ilustrar este post dos imágenes de Lewis Baltz, un gran artista del cual podréis disfrutar en la Fundación Mapfre de Madrid hasta el mes de junio.

Lewis Baltz Monterey, de la serie The Prototype Works, 1967 Copia en gelatina de plata 20 x 25,2 cm Galerie Thomas Zander, Colonia ©The Lewis Baltz Trust

Lewis Baltz Monterey, de la serie The Prototype Works, 1967 Copia en gelatina de plata 20 x 25,2 cm Galerie Thomas Zander, Colonia ©The Lewis Baltz Trust

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales (1968, Cádiz) es una artista multidisciplinar formada en Inglaterra y que ha realizado la mayor parte de su obra en Sevilla donde vive. Su trabajo aborda la identidad como mujer y reivindica en su obra el derecho de libertad y expresión personal, y el feminismo forma parte del discurso de su trabajo. Todo tipo de lucha por unos derechos irrenunciables están presentes en sus obras. La fotografía, el vídeo, la instalación y la performance  son los medios por los que expresa sus ideas. Charo Corrales lleva trabajando un tiempo en una serie “Cada Día Un Retrato” que aborda todos los temas sobre la identidad individual.

Forma parte del colectivo artístico “Bendita Mujer” con Aline P (1984, Pau, Francia),  y mañana a las 20h presentaran en Sevilla su nueva performance como colofón a la exposición “Mujeres con mucho arte” que se ha estado celebrando en Centro Cívico Las Sirenas de dicha ciudad. La militancia  feminista y la defensa de los derechos de las mujeres es una constante en la obra de estas dos artistas, sus obras son una respuesta a todo aquello que les produce una agresión.

Bendita Mujer © Charo Corrales y Aline P.

Bendita Mujer © Charo Corrales y Aline P.

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales © 2015

Charo Corrales © 2015

Stan Douglas © Capoeira, 1974, 2012

Stan Douglas © Capoeira, 1974, 2012

Stan Douglas (1960, Vancouver) es uno de los artistas más reconocidos de la Escuela Conceptualista de Vancouver que también incluye a Ian Wallace, Jeff Wall y Rodney Graham. Comenzó realizando sus obras en basadas en el medio de la televisión. Sus trabajos se focalizan en la revisión de hechos pasados, presentando hechos cotidianos sacados de contexto y los presenta al espectador cuestionando su significado. Algunas de las imágenes que modifica y produce tienen esa estética conceptual clásica con un brillante uso de las metáforas. En otras trata de cuestionar el documentalismo tradicional, segmentando una parte de la realidad y aislándolas de las narraciones lineales de la fotografía documental. Esos saltos en el tiempo y ese conjunto de obras que representan hechos diversos terminan encajando en un cuerpo coherente, atractivo e interesante para el espectador. Su trabajo lo representa la galería David Zwirner de Nueva York.

Stan Douglas © Abbott & Cordova, 7 August 1971, 2008

Stan Douglas © Abbott & Cordova, 7 August 1971, 2008

Stan Douglas © Coat Check, 1974, 2012

Stan Douglas © Coat Check, 1974, 2012

Stan Douglas © Two Friends, 1975, 2012

Stan Douglas © Two Friends, 1975, 2012

Rafael Roa © Madrid 2015 Lights and Shadows 1 / Sony a7R

Rafael Roa © Madrid 2015
Lights and Shadows 1 /
Sony a7R

Tengo la sensación de que hemos retrocedido 90 años en el tiempo, que estamos al borde de otro gran cataclismo, de otra época siniestra como la que comenzó con el crack del 29 y que culminó con la Segunda Guerra Mundial. La permisividad de los países poderosos con conflictos como el de Siria, las matanzas de África, y el drama de los refugiados que huyen del horror para asentarse en Europa, no me provocan sensaciones optimistas. Los augurios de los expertos económicos sobre otro crack en el otoño y todas las situaciones injustas y brutales que he detallado con anterioridad me provocan ese mal presagio. El triunfo de los especuladores económicos sobre la economía real, está produciendo un desajuste en el sistema económico que provoca todos los desequilibrios que se están produciendo. Vivimos estos tiempos convulsos e injustos y cada día amanecemos con noticias que nos indican que la vida de los seres humanos no valen nada para los que dirigen los países poderosos del planeta. No hay donde refugiarse, el poder real hace oídos sordos frente a estas tragedias, y la mayoría de la población europea mira hacia otro lado. Vemos imágenes en prensa de cadáveres en las playas mientras la gente siguen tomando el sol con total tranquilidad. Familias enteras atravesando las alambradas en Europa que ponen los estados para no saber nada de ese problema. No existes si no te veo. No queda nada y está claro que asimilamos las imágenes de estas tragedias como una más del negocio de la información que consumimos a diario. Dentro de poco esas “Almas De Las Sombras” dejaran de ocupar las primeras páginas de los telediarios y los periódicos. Otro drama ocupará su lugar.

Robert Frank © 1976 For the glory of the wind and the water

Robert Frank © 1976
For the glory of the wind and the water

Las imágenes no se encuentran en un ordenador por casualidad como dice un “profeta” del Net Art, se coleccionan con la premeditación de una asesino en serie y después se usan como si fuesen propias. La intención es clara, aprovecharse del trabajo de los otros bajo la apariencia de un innovador concepto creativo. Medios de información on-line piratean imágenes de fotógrafos profesionales o aficionados para ilustrar cualquier noticia sin ningún pudor, sólo con la intención de no pagar a esos profesionales por su uso, es igual que robarle la cartera a alguien en el metro. Aprovecharse del trabajo, de los conceptos y definiciones que otros han creado antes es un acto voluntario y premeditado. Estamos en la sociedad de la desinformación, del todo vale y si esto queda santificado por un museo ya es palabra de un dios inexistente.

Todo es gratis, la red se ha convertido en una especie de limbo que aparece cuando nos conectamos y sólo tenemos que arrastrar esos archivos al escritorio. Las fotografías no llegan a nuestro disco duro por casualidad, es un acto voluntario de aquel que se las descarga, y la decisión de crear “cualquier engendro” con imágenes de otros artistas también es un acto voluntario. Podemos modificar esas imágenes y consideramos que nos pertenecen porque hemos intervenido en ellas o simplemente las ordenamos y ya podemos explotarlas comercialmente porque están en nuestro ordenador, han aparecido allí sin que nosotros hayamos hecho nada para evitarlo. Nos han invadido nuestro disco duro en contra de nuestra voluntad y como no hemos podido hacer nada pues ya son nuestras.

Esa justificación es una falacia que encubre un acto innoble similar al plagio. Entonces nos inventamos una pequeña reflexión o un simple titulo y “por la cara” las colgamos en un museo o en una galería porque somos artistas elegidos por el destino para reflexionar sobre todo aquello que los pobres mortales que van en metro ni saben ni pueden entender. La apropiación de las imágenes y de las ideas de otros las hacen con la misma naturalidad que expulsan sus gases malolientes en cualquier espacio público. La falta de ética política invade todos los ámbitos de la sociedad convirtiéndola en un inmenso estercolero confuso, en el cual aquellos que repiten sus ideas robadas con más fuerzas se apropian de espacios que no les pertenecen.

Rafael Roa © 2014 Dog

Rafael Roa © 2014
Dog

Nobuyoshi Araki ©

Nobuyoshi Araki ©