Currently viewing the tag: "Paisaje"
María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura II, La Montaña

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura II, La Montaña

María Antonia García de la Vega (1956, Madrid), es una fotógrafa cuya obra se centra en la búsqueda del paisaje, su belleza y grandiosidad. Su contemplación es una invención cultural que evoca el paraíso perdido y la belleza de la naturaleza. Nos podemos remitir al párrafo de San Agustín que leyó Petrarca en la cima del monte Ventoux:Y los hombres van a admirar la altura de las montañas, la enorme agitación del mar, la anchura de los ríos, la inmensidad del océano y el curso de los astros y se olvidan de si mismos”. (1)

María Antonia estructura su obra sobre esta temática en una trilogía que ha llamado Memorándum Natura, la primera parte dedicada a los bosques, la segunda a la montaña y la tercera al agua. Nos presenta su trabajo en un exquisito blanco y negro, basado en la tradición de este tipo de fotografía que nos ha emocionado durante años y su mirada nos remite a los grandes clásicos del genero. Es una obra que nos transmite las emociones de la autora al presentarse delante de la fuerza de la naturaleza y captar su esencia, bajo los matices de las luces y las sombras, que han sido reproducidos con la precisión necesaria para hacer participe al espectador de las sensaciones del proceso creativo.

Memorándum Natura I, Los Bosques, se está exponiendo en la Galería-Librería Raylowski de Valencia y Memorándum Natura II, La Montaña comenzará a exhibirse en la sala Amárica de Vitoria a partir del próximo 16 de marzo que será la inauguración. Es una gran oportunidad para ver en directo el trabajo de esta autora y disfrutar del mismo. Podéis adquirir el libro Memorándum Natura en el siguiente link.

(1) Alberto Ruiz de Samaniego – Paisaje Fotográfico, Entre Dios y La topografía (pag. 9)

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura II, La Montaña

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura II, La Montaña

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura II, La Montaña

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura II, La Montaña

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura I, Los Bosques

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura I, Los Bosques

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura I, Los Bosques

María Antonia García De La Vega © De La serie Memorándum Natura I, Los Bosques

Portada del libro Memorándum Natura que podéis comprar en su web.

Portada del libro Memorándum Natura que podéis comprar en su web.

Rafael Roa © 2012 Still de vídeo - Last Dance

Rafael Roa © 2012
Still de vídeo – Last Dance

Enfrentarse con los sueños perdidos, abrir esa fuente de sensaciones y sentimientos que habíamos encerrado para que no provocasen más heridas, es un desafío no apto para cobardes. Los paraísos perdidos siempre quedan en nuestro subconsciente, aletargados formando parte de nuestras derrotas personales, y permaneciendo nítidos en las fotografías de hicimos para retener los instantes efímeros de la vida. Imágenes, sonidos, palabras y música que forman parte de esos recuerdos que se precipitaron por el abismo muriendo en la playa como un náufrago agotado.

El paisaje, afirmó Pilar Pequeño en su clase magistral del PIC.A es una creación cultural. Es una selección de cada sujeto de la belleza de la naturaleza lo más cercana a la idea del paraíso personal de quien los realiza. Es una metáfora de un ideal soñado para habitar felizmente. El paisaje de la piel nos dirige a nuestros sueños y deseos sobre las texturas del cuerpo que es el objeto de nuestras pasiones. Desear habitar eternamente esos poros de la piel que amamos es dirigirse hacía el precipicio de lo efímero que nos derrota siempre. La piel amada, deseada y perdida nos daña de igual forma que los sueños no cumplidos y nos sumerge en la angustia que el tiempo provoca sobre nosotros. Las fotografías de esos momentos nos provocan la zozobra interior de esos recuerdos que vuelven materializados en esos objetos que nos muestran como fuimos tiempo atrás. El tiempo siempre gana la partida y la memoria nos envía de nuevo hacia el abismo.

Rafael Roa © 2014 Taller de Desnudo, 13-14 de Diciembre / Madrid

Rafael Roa © 2014
Taller de Desnudo, 13-14 de Diciembre / Madrid

Nadav Kander ©
Salt Lake, de la serie God’s country

Nadav Kander (1961, Tel Aviv, Israel) es un fotógrafo criado y educado en Sudáfrica. Tiene su base en Londres desde 1986 y combina su obra personal y su trabajo comercial de editorial, publicidad y retrato. Es un fotógrafo total, que imprime su estilo a todos los trabajos que realiza sin diferenciar entre comerciales y obra personal.
Trabaja para los medios más importantes del mundo y son muy conocidos los retratos de Obama y de las celebridades del momento. En su obra de desnudos en blanco y negro muestra la parte por el todo, y nos ofrece algún guiño que recuerda al trabajo de Bill Brandt.
El trabajo de Kander y su proyección internacional, es una bofetada para todos aquellos que desprecian a los fotógrafos que ejercen al mismo tiempo su profesión, y tienen una trayectoria en arte contemporáneo. Este tipo de profesionales no necesitan la auto denominación de artistas, su trabajo habla por si sólo y brilla en cualquier lugar donde se presente, ya sea una publicación o una galería arte.
En la obra de Kander no hay hueco para el descuido, sus trabajos estan cuidados al detalle, desde la estética hasta la técnica, la cual domina a la perfección.
Su serie sobre el gran río de China, el Yangtze, una obra realizada durante 3 años y en la cual muestra todo ese brutal desarrollo económico que China ha tenido en los últimos años, merece la pena conocerla en profundidad para darse cuenta de la magnitud del trabajo realizado.

Nadav Kander © 2007
Three Gorges Dam II Yichang Hubei Province 2007

Nadav Kander © Yangtze – The Long River

Nadav Kander © Bolivia, desierto sin título

Nadav Kander © Barack Obama

Nadav Kander © Boy George

Nadav Kander © David Lynch

Luca Campigotto © 2007 Tribeca, NY

Luca Campigotto © 2007
Tribeca, NY

Luca Campigotto (1962, Venecia, Italia) es un fotógrafo que se graduó en Historia Moderna, y desde 1980 se dedica a la fotografía de paisaje, arquitectura e industrial.
No es sólo un fotógrafo en el cual se destaca su trabajo por la calidad técnica de sus imágenes sino que también nos aporta una forma diferente de encuadrar y transformar los espacios que fotografía dotándolos de su mirada personal, que le diferencian de otros muchos autores que abordan estos temas.
En el pasado mes de abril expuso en la galería neoyorquina Laurence Miller donde presento imágenes de su último libro Gotham City editado por Damiani. Trabaja con cámaras de gran formato y que utiliza largos tiempos de exposición para la toma de sus fotografías.
Podéis ver en su web su amplio trabajo. Ha expuesto en galerías y museos de todo el mundo y en España hemos podido ver su trabajo en el IVAM de Valencia.

Luca Campigotto © 2012 NY

Luca Campigotto © 2012
NY

Luca Campigotto © 2007 Ladakh, India

Luca Campigotto © 2007 Ladakh, India

Luca Campigotto © 2004 NY

Luca Campigotto © 2004
NY

Luca Campigotto ©

Luca Campigotto ©

Luca Campigotto ©

Luca Campigotto ©

Luca Campigotto © Turquía

Luca Campigotto © Turquía

 

 

 

 

 

Manolo Laguillo © 1981 Vegap

Manolo Laguillo © 1981 Vegap

Conocí a Manolo Laguillo (1953, Madrid) a comienzos de los años ’80 cuando expuso en  la galería Image que teníamos en Madrid, Pepe Puga, Rafa Ramirez y yo.
En aquellos años el trabajo de Manolo ya se basaba el ese paisaje en un blanco y negro, realizado con cámara de placas, con una gran calidad técnica y cuidados encuadres nos definían al hombre a través de los espacios creados o modificados por él.
Ya os he comentado en más de alguna ocasión que para los galeristas de aquellos años y salvo alguna raras excepciones la fotografía no existía.
Por supuesto ninguna de las corrientes fotográficas y autores que ahora exponen las galerías existían para el mundo del arte de entonces.
Puedo decir que Laguillo fue uno de esos autores adelantados a sus tiempo, pioneros en la historia de la fotografía de este país, que ya realizaban una obra con un enfoque que casi nadie tenía en aquel tiempo.
Recientemente algún mediocre imitador de la escuela de Düsselforf ha llegado a ser Premio Nacional de Fotografia.

Por lo tanto el contexto histórico de la obra de Laguillo se encontraba en un país con dos grandes focos de jóvenes que querían impulsar la fotografía en Madrid y Barcelona, y después otros grupos en diferentes ciudades como Pamplona, Zaragoza, Gijón, Sevilla, y comunidades como la vasca y la gallega, a grandes rasgos este era el panorama dentro del desierto del arte oficial de entonces.
La obra de Manolo se alejaba de toda la fotografía de reportaje que a muchos nos inspiró la generación del Grupo Afal, y se presentaba como una mirada diferente de lo que estábamos acostumbrados a ver.
En aquellos años pudimos apreciar los Platinos (1980-1986), y en la web de Manolo podéis ver toda su trayectoria, desde sus primeras series en color en el año 2002, hasta su último trabajo “Razón y ciudad” expuesto en la galería H20 de Barcelona en 2012.

La exposición de Manolo en las salas del ICO de Madrid sitúa una referencia cronológica importante en la historia de la fotografía española. Muchos aprenderán con esta exposición, que antes del triunfo de esos mediocres imitadores de los alemanes había en este país autores de peso como Manolo, realizando una obra propia que innovaba el concepto del paisaje tradicional.
Está es una de la exposiciones imprescindibles que nadie debe perderse en esta edición de PHE 2013. Podréis disfrutar de esta exposición en la Fundación ICO de Madrid del 21 de junio al 15 de septiembre.

Manolo Laguillo © 1992 Berlin,  Vegap

Manolo Laguillo © 1992
Berlin,
Vegap

Manolo Laguillo © 1983 Bilbao, Vegap

Manolo Laguillo © 1983
Bilbao, Vegap

Manolo Laguillo © Survey - 1980 -1990 Accesos al Túnel del Tibidabo. Merendero de Les Planes

Manolo Laguillo © Survey – 1980 -1990
Accesos al Túnel del Tibidabo. Merendero de Les Planes

Manolo Laguillo ©

Manolo Laguillo ©