Currently viewing the tag: "Martjin Kuiper"
rafaelroa© 2011 – Martijn Kuiper

Conocí a Martijn a mitad de los ’90, en esos años hicimos muchos trabajos de moda y publicidad juntos, después nos perdimos mutuamente la pista. Cuando Carmen Vals me invitó al estreno de RIII y vi a este gran actor, yo sabía que le conocía, pero el paso del tiempo y la caracterización de su personaje me lo habían camuflado y no supe reconocerle hasta que en casa leí atentamente el programa y vi su nombre. Después de eso le propuse a Carmen Vals este proyecto, quería retratar las miradas de los personajes de Shakespeare en este montaje de Eines. Martijn da vida al duque de Gloster y a un Ricardo III muy especial, él se transforma y se mete en un individuo que posee todos los pecados capitales y los lleva hasta su máxima expresión, esos pecados que se encuentran en mayor o menor medida en nosotros mismos, como dragones dormidos en una cueva. Gloster mata por el poder, por la posesión de la belleza de la mujer que ama a otro, mata por tener de una forma incondicional aquello que de una forma natural se le negaría:

GLOSTER

¿Se ha hecho nunca de este modo el amor a una mujer? ¿Se ha ganado de este modo el amor de una mujer? ¡La obtendré, pero no he de guardarla mucho tiempo! ¡Cómo! ¡Yo, que he matado a su esposo y a su padre, logro cogerla en el momento del odio más implacable de su corazón, con maldiciones en su boca, lágrimas en sus ojos y en presencia del testigo sangriento de mi odio, teniendo a Dios, a su conciencia y a ese ataúd contra mí! ¡Y yo sin amigos que amparen mi causa, a no ser el diablo en persona y algunas miradas de soslayo! ¡Y aun la conquisto! ¡Ah! ¡El universo contra la nada!

rafaelroa©2011 – Martijn Kuiper es Ricardo III

Martijn termina su formación como actor con Jorge Eines y realiza algunos cursos de especialización, entre los que destacamos dos sobre Shakespeare con Will Keen y Acting in English con Bruce Meyer, es un gran actor que se desenvuelve en todos los medios, teatro, cine, televisión y podéis ver su amplio currículum en su web.
Para mi la gran satisfacción ha sido disfrutar de su talento en este genial RIII que interpreta, y como siempre disfrutar del intercambio que se produce en una sesión de retratos, disfrutar de sus gestos y las miradas que te da sólo con unas pequeñas indicaciones por mi parte en cuanto a lo que quiero obtener. Esa es la magia del retrato, la relación que se produce en ese momento y que el fotógrafo captura.
Al final de la sesión Martijn me decía que quería que hiciésemos un retrato para él, ya lo tenemos aunque él no lo sabe, uno vestido de Martijn y otro de Ricardo III.

Mi ayudante Mónica Navarro grabó el vídeo y Martijn acabó la sesión tocando unos acordes de
Les Feuilles Mortes.