Rafael Roa © 2013 The Line

Rafael Roa © 2013
The Line

A veces las palabras precisas se nos escapan para expresar con exactitud las reflexiones sobre un tema tan complejo como la conservación de las memorias y los recuerdos en sus diferentes soportes, escritura e imágenes. No hablo de memorias colectivas ni de la historia de los pueblos, sino de las memorias individuales que vamos atesorando con el paso del tiempo. Como gestionar esos recuerdos materiales que se acumulan en fotografías, vídeos o textos que producimos nosotros mismos o que los demás nos envían. El pasado vuelve cuando menos te lo esperas, las palabras escritas o las imágenes nos golpean con fuerza y nos despiertan aquellas emociones que creímos tener apagadas. “Troya no será la de antes si tu no estás”, la “Ilíada” resurge en mi memoria igual que los gritos silenciosos de los muertos en las cunetas pidiendo justicia. La memoria nos persigue y a mi me quedan mis pequeños refugios que me aíslen de esas manifestaciones de la marabunta. Gestionar la memoria individual es algo complejo que limita con las emociones incontrolables. Nuestro pasado se materializa en imágenes y textos llenos de sensaciones latentes.

La memoria de la luz de nuestras vivencias personales se incrusta a fuego dentro de nosotros. Podemos recrear esos instantes vividos y recordar la luz que nos acompañó en el pasado. Cuando era fotógrafo de moda me di cuenta del uso de la memoria histórica de la luz en las producciones editoriales. Volver al pasado a través de la imitación de la iluminación que marca la estética de las fotografías. Recrear con jóvenes modelos el glamour de Greta Garbo usando las iluminaciones de Horst. El tiempo, la luz, los sonidos y la memoria forman el equipaje de nuestros recuerdos que tenemos que gestionar y en contraposición tenemos a los enfermos que sufren el drama de la perdida total de la memoria y la identidad personal. Destruir esos recuerdos o asimilarlos como parte del viaje a ese paraíso inexistente que anhelamos sin cesar.

El constructivismo de Alexander Ródchenko nos aporta un punto de vista nuevo sobre el cual podemos apoyarnos para la búsqueda de esas nuevas imágenes con las que expresar nuestras ideas o sentimientos. Lo revolucionario a veces nos muestra medios para la resolución de los problemas individuales o colectivos. Revelarse contra la sumisión a las nuevas tecnologías que nos hacen adictos a las máquinas y volver a las sensaciones de las materias. El sonido mecánico frente a la inmediatez y las pieles reales frente a las colecciones de replicantes que nos observan en silencio desde la pantalla del ordenador.

Miyako Ishiuchi © Hirosima # 9

Miyako Ishiuchi © Hirosima # 9

Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura ©

Violeta Bubelyté © 1993 Desnudo 58

Violeta Bubelyté © 1993
Desnudo 58

Alfonso, 1936 Campesinos asesinados en la sublevación de Yeste

Alfonso, 1936
Campesinos asesinados en la sublevación de Yeste

Joakim Eskildsen © The Roma Journeys

Joakim Eskildsen © The Roma Journeys

Share →

One Response to La Pesada Carga De Los Recuerdos

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Rafael Roa © 2013 The Line A veces las palabras precisas se nos escapan para expresar con exactitud las reflexiones sobre un tema tan complejo como la conservación de las memorias y los recuerdos en sus diferentes soportes, e..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *