Rafael Roa © 2014 Sony a7R Café Central, Madrid

Rafael Roa © 2014
Sony a7R
Café Central, Madrid

Hace dos meses hablaba en este blog de la la destrucción de Madrid y el abandono a la que quienes la administran y la desidia de algunos que viven aquí la someten diariamente. La ciudad se está convirtiendo en una cloaca y se acentúa con la desaparición de edificios y locales que son importantes para la vida de la ciudad. El Café Central es uno de ellos que ahora y como consecuencia de la liberalización de los alquileres puede desaparecer. El mítico Johnny, club del jazz del colegio mayor San Juan Evangelista lo hizo hace poco. La historia de la ciudad va desapareciendo como ha sido habitual en Madrid, por la dejadez de quienes la han gobernado y la avaricia de los especuladores.

Hablé con la persona que estaba abriendo y me comunicó que les habían robado esa noche. Hice unas fotos, no llevaba en ese momento el objetivo adecuado pero a pesar de todo quería hacer un post sobre este lugar que nos ha hecho a más de una generación disfrutar del jazz y tener vivencias irrepetibles. Si el Central desaparece será una gran perdida para las gentes de Madrid. Siempre ha estado presente semana tras semana con su programación de buena música. A muchos de nosotros nos trae recuerdos de juventud y vivencias que forman parte de la memoria individual y colectiva de muchos.

Ver como Tete Montoliu atravesaba la plaza de Santa Ana para dirigirse al Central, conocer de vista a muchos de los que pasábamos por allí intentando ocupar las mismas mesas de siempre. Treinta y dos años son muchos, en mi caso ha sido pasar de la juventud a la madurez en un chasquido. El tiempo vuela y las indecisiones colectivas como escribe Cioran nos condenan a todos. No defender nuestros derechos y asistir impasible al saqueo del patrimonio de todos es una cobardía. Muchos hablan de patrias cuando sólo defienden su cortijo y el derecho de pernada para seguir robándonos en la más absoluta impunidad. Mientras tanto cada noche “Los Invisibles” buscaran un lugar dónde dormir, y los saqueadores un camino seguro para huir y ocultar su botín. El Central puede desaparecer y el teatro Albéniz espera tapiado a que se le entregue a un especulador sin escrúpulos. Bueno sólo podemos tratar de que este café no se cierre firmando la petición:

 

Rafael Roa © 2014 Sony a7R Café Central, Madrid

Rafael Roa © 2014
Sony a7R
Café Central, Madrid

Rafael Roa © 2014 Sony a7R Café Central, Madrid

Rafael Roa © 2014
Sony a7R
Café Central, Madrid

Rafael Roa © 2014 Sony a7R Café Central, Madrid

Rafael Roa © 2014
Sony a7R
Café Central, Madrid

Share →

One Response to Café Central

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Rafael Roa © 2014 Sony a7R Café Central, Madrid Hace dos meses hablaba en este blog de la la destrucción de Madrid y el abandono a la que quienes la administran y la desidia de algunos que viven aquí la someten diariamente. L..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *