Performance "Mi última cena" de Veronika Marquez, still de vídeo

Performance “Mi última cena” de Veronika Marquez, still de vídeo

“Si el artista no toma riesgos no merece la pena”. Esta frase de Robert Frank me sirve para hablar de la obra de Veronika Marquez (1979, Montevideo) que después de pasar tiempo en Madrid, ha vivido y trabajado en Nueva York y en la actualidad se mueve por diferentes países para la realización de su obra.
Conozco la obra de Veronika desde sus inicios, ella siempre ha jugado con esa dualidad en los personajes que representaba en sus trabajos. En Camila nos empezó a mostrar esta forma de narrativa en sus historias. El sábado pasado en una Off gallery que organizó en su estudio pudimos asistir a la presentación de su último trabajo.

En la performance “La última cena de Veronika Marquez”, la artista nos muestra con valentía y coraje los diferentes personajes que interpretó en su vida. Desplazándose en una barra de pole-dance que sirve como metáfora del pasado, del camino recorrido, nos cuenta la historia, habla y se mueve vertiginosamente, perfectamente sincronizada con sus palabras. Mientras las imágenes de vídeo de los diferentes personajes de “La Última Cena” se proyectan sobre ella. Como imagen final Veronika se rodea de todos los fantasmas de su pasado en una simulación de la última cena como punto final para cerrar la historia.

Veronika Marquez tiene la valentía de artistas como Robert Mapplethorpe, o Erwin Olaf, que es la de mostrarse sin tapujos, no esconder que son o han sido y como se posicionan en el vida.
La hipocresía social y la cobardía ética de todos aquellos que viven escondidos en sus escrúpulos contrasta con la valentía de artistas como Veronika Marquez. Enfrentarse a cada amanecer sin nada de lo que reprocharse a uno mismo y disfrutar de la brisa fresca es algo que pocos se pueden permitir. Veronika es una de las elegidas por ser una artista autentica que muestra al espectador realidades que muchos quieren ocultar. La explotación, la miseria y los abusos sobre los desfavorecidos producen la rebelión de todos aquellos que no quieren resignarse a interpretar el papel que el poder les tiene asignado previamente.
Veronika es un soplo de aire fresco en estos tiempos en los cuales los miserables adulan y potencian trabajos sin sustancia ni compromiso personal o social.

Mi Última Cena de Veronika Marquez
Dirección escénica de Performance: Mariana Wainstein
Asistente de Cámara: Angela Santiago de la Cruz
Asistente de producción: Luciana Malmierca

Performance Mi Última Cena de Veronika Marquez, still de vídeo

Performance
Mi Última Cena de Veronika Marquez,
still de vídeo

Erwin Olaf © autorretrato

Erwin Olaf © autorretrato

Robert Mappelthorpe, autorretrato, 1978

Robert Mapplethorpe, autorretrato, 1978

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *