Madrid 22 de Mayo, protesta de Greenpeace en la Puerta del Sol  Rafael Roa © 2014

Madrid 22 de Mayo, protesta de Greenpeace en la Puerta del Sol
Rafael Roa © 2014

La semana pasada mientras paseábamos Jesús León y yo por Madrid con nuestras “cámaras sin espejo” nos encontramos a una persona que era prácticamente un doble de un famoso actor de los años 40-50. Este hombre trabaja en la calle anunciando un restaurante, llamando la atención de los viandantes para dirigirlos a ese local.
Ejerce su trabajo con total profesionalidad, sabiendo cuando es necesario lanzar ese mensaje publicitario para que surta el efecto deseado. Para mi la forma de ganarse la vida de ese hombre es digna de mención, no tiene otro trabajo mejor y en el que tiene se esmera para hacerlo bien.
En este momento en este país posicionarse siempre tiene un coste, tomar una postura crítica y reivindicativa en contra de los poderes que hacen la vida imposible a los ciudadanos te pasa factura. Esto lo saben bien todos aquellos que están en la primera fila de esas luchas.
La ética social ha sufrido un grave deterioro, hemos pasado años en que se nos transmitía desde el poder que éramos un país rico y todo valía. La prensa en estos tiempos ha sufrido cambios sorprendentes, periodicos de tendencias progresistas en el pasado de han vendido a vocear los mensajes del poder económico mas reaccionario y que quieren llevar a la vieja Europa a los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial.
En el ámbito de la fotografía se han producido deterioros similares. Han surgido de la nada individuos que sin ningún curriculum notable vocean en la red sus consignas. Les han dando una plataforma y envían sus mensajes interesados contra profesionales de larga experiencia y contra marcas que el momento actual están innovando con nuevas tecnologías el concepto de las cámaras tradicionales que hemos conocido hasta la fecha.
Si actúan de esta forma debe de ser que defienden otros intereses comerciales que ocultan y que por supuesto les pagan por ello. Igual que esos asesinos embozados de la España imperial que asestaban certeras puñaladas en los callejones oscuros de la villa y corte. Por lo menos podían tener la decencia de mostrarse tan cual, decir abiertamente que defienden y a quiénes sirven. Porque se produce una desigualdad respecto a la información que se ofrece, ellos saben donde están los demás pero ocultan a que amo se someten.
Esto es lo que sucede en estos tiempos tan confusos y poco transparentes en los cuales los métodos del propagandista nazi Goebbels vuelven a estar de moda.
Por eso cuando vuelva a pasear por el centro de mi ciudad y vea a ese hombre realizar su trabajo de promocionar a ese restaurante que le paga por ello, me quitaré el sombrero al ver como hace su trabajo con una dignidad intachable.

Share →

One Response to Dignidad Profesional

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Madrid 22 de Mayo, protesta de Greenpeace en la Puerta del Sol Rafael Roa © 2014 La semana pasada mientras paseábamos Jesús León y yo por Madrid con nuestras “cámaras sin espejo” nos encontramos a una persona que era práctica..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *