Antanas Sutkus © Jean Paul Sartre 1965

Hablar con Oliva de arte es siempre un autentico placer. Ha realizado un montaje excelente de la obra de Sutkus que hasta el 26 de abril podremos ver en su galeríaAntanas Sutkus (1939, Kaunas) es el máximo representante de la fotografía lituana, la imagen de Sartre de 1965 se considera que representa la esencia de la obra del filósofo francés. Suktus ha documentado el cambio producido en Lituania desde la dependencia de la URSS a la independencia como nación.

Si analizamos la obra de Sutkus en profundidad vemos que tiene influencias del fotoperiodismo centro europeo de los años 40 y 50. Un exquisito blanco y negro da cabida a imágenes con una narrativa muy potente, directa que capta la esencia de los sujetos y las instantáneas de lo cotidiano en la vida de esas gentes. Este fotógrafo no sólo se ha limitado a su pequeño país Báltico. Como otros ha movido su mirada por diferentes lugares capturando todo aquello que le interesaba. Cuando realizamos este tipo de fotografía, es el ojo del fotógrafo el que selecciona una pequeña parte de la escena. Ron Galella buscaba los instantes comprometidos de las celebridades como carnaza para un gran público ávido de ese tipo de curiosidades. Sutkus como otros muchos fotografía la esencia de la vida que sucede vertiginosamente a su alrededor. El ahora es lo que existe, y una vez después de haber disparado la cámara se convierte automáticamente en un pasado inmediato.
La fotografía tiene múltiples usos, pero todos ellos tienen la constante del tiempo. El tiempo congelado en una imagen. La poética de lo cotidiano reflejada en fotografías, sublimar lo efímero. A lo largo de la historia de la fotografía hemos visto que las influencias estéticas y narrativas saltaban de continentes en tiempos en los cuales la información se distribuía más lentamente.
El constructivismo ruso influyó en la fotografía japonesa de los años 30 y 40, el dadaísmo se extendió por autores que representaban el mundo de los sueños en la fotografía americana de los años ’60 y ’70. Podemos poner múltiples ejemplos sobre este tema, pero al final cuando nos dedicamos a reflejar nuestra realidad de la vida sólo importa la mirada, el gesto, la luz y el instante en el cual decidimos que aquello tiene la importancia para ser fotografiado y mostrado a los otros. Como dice Antanas Sutkus “la vida diaria es algo aburrido”, seleccionar esos instantes cotidianos que se repiten y contar una historia no es tarea fácil.

Antanas Sutkus © 1965 Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir

Antanas Sutkus © Muchacho Ciego

Antanas Sutkus ©

Antanas Sutkus © Pioneros

Antanas Sutkus © 1959, Carrera en Vilnus

Antanas Sutkus en la Galería Oliva Arauna de Madrid hasta el 26 de abril

Antanas Sutkus en la Galería Oliva Arauna de Madrid hasta el 26 de abril

 

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *