Jason Langer ©

Jason Langer ©

El tiempo borra las miradas de aquellas fotografías en las cuales dejamos gran parte de nuestras emociones. Se convierten en miradas muertas, desconocidas, vacías de contenido. Aquello que sentimos cuando a través del visor tomamos la decisión de disparar ya no es reconocible. Las fotografías que guardamos están llenas de trampas ocultas. A veces somos capaces de detectarlas y en otras ocasiones explotan sin avisar a su paso. En este último caso siempre acabas herido.

Guardar nuestros secretos en imágenes es como coleccionar cadáveres que nos van a arrastrar de nuevo al abismo. Protegernos igual que lo hacemos de los asesinos que nos mandan a sus secuaces para hacer el trabajo sucio. Esos que toman notas precisas para sus amos. Borrar las huellas y caminar por un laberinto deseando no encontrar la salida como ejercicio para el olvido. Fotografiar aquello que necesitamos para ocultar los restos del naufragio y no regresar a los caminos sin retorno. Al final sólo nos queda la fotografía.

Rafal Milach © Seven Rooms - Sasha and Nastya, Novosibirsk

Rafal Milach © Seven Rooms – Sasha and Nastya, Novosibirsk

Lina Scheynius © 2010 diary autumn

Lina Scheynius © 2010
diary autumn

Rinko Kawauchi © Utatane

Rinko Kawauchi © Utatane

Share →

One Response to El Laberinto Interior

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Jason Langer © El tiempo borra las miradas de aquellas fotografías en las cuales dejamos gran parte de nuestras emociones. Se convierten en miradas muertas, desconocidas, vacías de contenido. Aquello que sentimos cuando a tra..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *