Trent Parke © Magnum

Trent Parke © Magnum

Limitar los valores de la imagen, blancos y negros, algún gris de apoyo. Encerrar la fotografía entre esos valores extremos y forzar al espectador a contemplar un golpe visual que no le permita ser neutral. El contraste, la herencia de ese invento del barroco llamado claroscuro. Ralph Gibson es todavía más radical, nos limita los valores y nos muestra sólo una parte del sujeto para que imaginemos el resto.
Pensar e imaginar antes de coger la cámara y salir como nómadas a esas búsquedas infructuosas sin un rumbo claro.
Hay muchos instantes decisivos en lo cotidiano pero hay que saber buscarlos y que tipo de momentos queremos encontrar.
Esos momentos que son iconos de la fotografía no surgen como setas mágicas por casualidad. La previsualización del entorno nos permite aventurar que puede suceder.
Estas formas de plantearse un trabajo nos ayudaran a realizar aquello que habíamos imaginado. Con el equilibrio entre luces y sombras estamos determinando nuestra estética, y el componente narrativo dependerá de nuestras ideas previas.
Es así de simple el esquema de trabajo, lo que no es tan sencillo es el trabajo que debemos realizar y la intensidad del mismo.
Nada se obtiene sin esfuerzo, todos esos buscadores de trucos y atajos se ahogaran como los tramposos cuando se les descubren sus artimañas.
El problema es que todos los oficios que tienen componentes de creatividad se llenan de mediocres que intentan aprovecharse de las ideas de los otros. Ilustradores, pintores, guionistas, músicos y todos los oficios relacionados con la imagen están llenos de asaltantes de las ideas ajenas.
Un vez una fotógrafa que quería tener un pedestal propio, me confesaba sin rubor que iba a ver que ideas podía copiar de fotógrafos que no fuesen conocidos aquí. Si eran de Tasmania, mejor. Esta falta de ética es tan habitual que ya se ha convertido en un comportamiento aceptado por muchos, y lo definen como interpretar. Incluso llegan a ser más radicales en el expolio, roban una imagen la retocan, la manipulan y ya es su obra original.
Mi gusto por este tipo de imágenes contrastadas, es un reflejo de mi forma de ver la vida.
Me gustan aquellos que son claros, que se comprometen con sus ideas aunque sean radicalmente opuestas a las mías, más que los falsos y los ambiguos.
En el arte me ocurre lo mismo, tienen para mi más valor aquellos que elaboran un discurso propio y lo defienden a contracorriente de las modas, que todos los falsos imitadores que se suben a las corrientes de las ventas.

Ralph Gibson ©

Ralph Gibson ©

Shadi Ghadirian © Miss Buterfly

Shadi Ghadirian © Miss Buterfly

Daido Moriyama ©

Daido Moriyama ©

Robert Frank ©

Robert Frank ©

Share →

One Response to El Contraste

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:   Trent Parke © Magnum Limitar los valores de la imagen, blancos y negros, algún gris de apoyo. Encerrar la fotografía entre esos valores extremos y forzar al espectador a contemplar un golpe visual que no le permita ser neut..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *