Andrew Moore © Cuba – Casa de Cristal 1998 – 2002
Andrew Moore (1957, USA) es otro de esos grandes fotógrafos de arquitectura, interiores y espacios abiertos, con un brillante curriculum de exposiciones en museos y galerías de todo el mundo.
No voy a descubrir a Moore y a su calidad en esta especialidad de la fotografía, como Robert Polidori, pertenecen a esa saga de la máxima calidad y una visión especial en el tratamiento del espacio.
La sensación que tengo últimamente es la de la repetición continua de un cierto tipo de discursos narrativos en la fotografía. Quizás estemos en un bucle continuo donde todo esta hecho y el margen para la innovación sea muy pequeño o muy difícil de encontrar.

Italo Calvino escribió unas conferencias que nunca llegó a dar porque murió antes, en 1985. Se publicaron en un libro titulado Seis Propuestas Para El Próximo Milenio”. En el capitulo dedicado a “La Rapidez” nos cuenta una vieja leyenda sobre Carlomagno y un encantamiento. El emperador se enamoró perdidamente de una joven, y al morir ésta prematuramente ordeno embalsamar su cadáver, y lo veneraba día y noche. El Arzobispo Turpin hizo examinar el cadáver descubriendo un anillo bajo la lengua de la doncella. Entonces el emperador se enamoró del arzobispo y éste para librarse de él,  lanzó el anillo al lago Costanza. Carlomagno nunca se separó de las orillas del lago.

Quizás estamos sufriendo el hechizo de la repetición, de la falta de ideas nuevas. Nos encontramos atrapados en un blucle del cual no podemos salir. Las mismas imágenes con contenidos similares, los mismos tamaños expositivos, y los mismos rituales.
La sobresaturación en la producción de imágenes y la voracidad con la cual las consumimos sin tiempo para digerirlas o analizarlas es seguramente la causa, que unida a la necesidad de hacerse un hueco en el mercado nos convierte pollos de granja que pelean por su espacio en el comedero.
Andrew Moore © Motherland, Kiev – 2002 – 2004
Andrew Moore © Volvogrado, rio helado – 2002 – 2004
Andrew Moore © Habitación de Vigilantes, Siberia – 2002 – 2004
Share →

2 Responses to Andrew Moore / Y El Encantamiento De Carlomagno

  1. Muy interesante reflexión, especialmente este final ” La sobresaturación en la producción de imágenes y la voracidad con la cual las consumimos sin tiempo para digerirlas o analizarlas es seguramente la causa, que unida a la necesidad de hacerse un hueco en el mercado nos convierte pollos de granja que pelean por su espacio en el comedero.”

    a lo que agregaría, que somos como pollos de granja peleándonos por nuestro espacio en el comedero, con la esperanza de sobrevivir, sin saber que seremos comidos por el sistema.

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Andrew Moore © Cuba – Casa de Cristal 1998 – 2002 Andrew Moore (1957, USA) es otro de esos grandes fotógrafos de arquitectura, interiores y espacios abiertos, con un brillante curriculum de exposiciones en museos y galerías d..…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *