Rafael Roa © 2012-2013 Tríptico, Tamaño original 110x100 cm

Rafael Roa © 2012-2013
Tríptico, Tamaño original 110×100 cm

La música de Chet Baker me sirve de metáfora para definir lo que siento, frente a esos cruces de caminos en los que Robert Johnson esperaba al diablo.
Siempre el diablo llama a nuestras puertas y los saltos al vacío se producen para no caer sobre las llamas.
Hoy he vuelto a pensar sobre el concepto de lo efímero, el recuerdo y la fotografía como representación de nuestros estados personales.
Recordar, olvidar, sentir esos surcos de lágrimas de los que habla Wong Kar Wai, la búsqueda continua de salidas y el refugio en la poesia de mi amigo Ángel Presa Yobre.

Las palabras y la música sirven para hacer más llevadero el transito de las derrotas, mientras tanto sigo buscando esas metáforas que me permitan aliviar la carga.
Los francotiradores asesinan en El Cairo, la hipocresía de Occidente se rasgas las vestiduras después de haber cargado esos fusiles, el ocaso se acerca, la sangre riega los lejanos asfaltos.

Me sumerjo en un tatuaje para no pensar en las huellas que se acaban de borrar.

Durante el verano voy a publicar una vez a la semana nuevas versiones de mis trabajos de desnudos. Intentaré que sean los más actuales. Podéis ver mis trabajos en el siguiente link, y mis libros y la información de mis series limitadas.

Share →

One Response to La Distorsión, Los Cuerpos, Las Sombras

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Rafael Roa © 2012-2013 Tríptico, Tamaño original 110×100 cm La música de Chet Baker me sirve de metáfora para definir lo que siento, frente a esos cruces de caminos en los que Robert Johnson esperaba al diablo. Siempre el dia…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *