From the monthly archives: "agosto 2013"

Lewis Baltz ©

Lewis Baltz (1945, California, USA) es uno de los máximos representantes de la corriente “Nueva Topografía” surgida en la década de los años ’70. Este movimiento trataba de mostrar el paisaje desde el punto de vista de la alteración sufrida por el hombre, sacando a éste de la escena y produciendo el vacío. Sólo los restos inacabados de las construcciones definen a la sociedad. En 1974 publicó un libro de 54 fotografías en blanco y negro sobre la arquitectura industrial y el paisaje en el condado de Orange. No había otra intención que mostrar el caos y la desolación de estas construcciones frente a unos paisajes que no debían corresponderles. Son obras que reflexionan sobre las realidades urbanas y suburbanas, así como un compromiso de los fotógrafos dirigido hacía una crítica de la sociedad norteamericana. Esta crítica se realiza desde una estética más cercana al arte conceptual que a la fotografía tradicional.
Con las fotografías de las zonas industriales de Irvine, California, fue la primera parte de lo que hoy se considera una trilogía, que con Park City (1980) y San Quintin (1986) muestra su visión crítica sobre la tecnología y el hombre y mostrando los cambios en el paisaje.
En su serie Nevada (1977) alterna las vistas panorámicas del paisaje con obras en construcción y calles en construcción que muestran como se devora el paisaje abierto.
En los años ’80 culmina una de sus principales series “Proyecto Candlestick”, donde muestra una zona al sur de SF sin ninguna referencia natural.
A partir de los años ’90 se traslada a Europa donde realiza instalaciones con bandas sonoras y sigue investigando sobre las relaciones entre tecnología, poder y sociedad.
Para él la fotografía digital es sólo una forma más de codificación de la realidad. Vive desde el 2002 entre Venecia y Paris y es profesor en la EGS de Saas- Fee en Suiza.

Lewis Baltz ©

Lewis Baltz ©

Lewis Baltz ©

Lewis Baltz ©

Lewis Baltz ©

Lewis Baltz ©

Mario Testino © Kate Moss

Mario Testino (1954, Lima, Perú) quizás es uno de los fotógrafos con más relaciones dentro del mundo de las celebridades, artísticas, políticas o financieras. Fotógrafo oficial de la casa real inglesa, son mundialmente famosas sus fotografías de Diana de Gales.
Colabora con las grandes cabeceras del mundo de la moda y realiza campañas de publicidad para los diseñadores y marcas más importantes.
La lista de celebridades que han posado para él es muy grande. Hace pocos años tuvimos la oportunidad de ver una exposición suya en el museo Thyssen de Madrid que fue patrocinada por un magazine internacional.
Pudimos comprobar el pulcro estilo de Testino, su gran capacidad técnica en la realización de su trabajo, y el partido que le saca a las grandes top-models internacionales, destacando la facilidad que tiene para realzar su belleza.

Mario Testino es un gentleman de la fotografía, su estilo sosegado, limpio, con una estética formal, que pudimos ver en la exposición del museo Thyssen, ha cambiado en relación con lo que hemos visto en sus últimas publicaciones  para las ediciones británica y brasileña de Vogue. Testino se adapta con facilidad a las necesidades del mercado y produce imágenes muy comerciales, de éxito para las firmas con las que colabora.

Una de sus musas ha sido Kate Moss, con la cual ha trabajado en numerosas ocasiones, estableciendo esa complicidad tan fructífera que se produce entre la modelo y el fotógrafo.
Os recomiendo ve conozcáis su trabajo y así podréis comparar con otros fotógrafos de su generación como Lindbergh, Demarchelier, Meisel, Ritts, y tener una opinión propia sobre quienes han sido los más innovadores en el mundo de la fotografía de la moda de los últimos treinta años.

Mario Testino ©

Mario Testino © 2012 –

Mario Testino ©

Mario Testino © 2012

Joey L. © Cradle of Mankind

Joey L. es un joven fotógrafo canadiense afincado en NY que realiza fotografía comercial y vídeos publicitarios. Es un fotógrafo viajero, especializado en el retrato en localizaciones y trabajando con tribus en diversos continentes.
Este trabajo esta hecho en Etiopía, ha recorrido miles de kilómetros para poder fotografiar a las diferentes tribus. Sus imágenes tienen la complicidad con los sujetos que fotografía con los cuales ha establecido una relación. Después del primer viaje, volvió a África y les montó una especie de exposición en las aldeas, para que estas personas se viesen representadas en las fotografías.

Su trabajo es directo, técnicamente perfecto, no provoca ninguna tensión entre él y sus personajes. Los muestra con total naturalidad, buscando la armonía del lugar donde fotografía. Utiliza flash en exteriores y ejerce un profundo control del acto fotográfico. Es igual de meticuloso en la postproducción. Visitar su web resulta muy instructivo, tiene un tutorial de como hacer portfolios para presentar los trabajos a los clientes. Ha realizado un documental sobre este trabajo que está disponible en DVD en su web al precio de 30$.

Ver su web y los trabajos que ha realizado en las diversas localizaciones es muy instructivo. Demuestra que las fotografías hay que buscarlas. Pensar las ideas y realizarlas. Sentados en el salón de casa no haremos fotos nuevas, y justificarnos por la falta de medios tampoco. Uno busca y provoca las condiciones necesarias para poder llevar a cabo el proyecto que hemos pensado anteriormente. Esa es la forma de abordar un trabajo fotográfico y de crecer.

Joey L. © Cradle of Mankind

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. ©

Joey L. © y su equipo en la realización de Cradle of Mankind

Bruce Weber © 1998

Bruce Weber (1946, USA) es un fotógrafo y director de cine que se dio a conocer en los años ’80 por sus campañas publicitarias de Calvin Klein. La forma de reflejar la belleza del hombre desde una estética diferente a la que se había mostrado hasta entonces, le puso en el punto de mira de los medios de comunicación.
Weber presenta hombres perfectos, llenos de esa belleza clásica de los efebos más deseables. No esconde en algunas de sus imágenes el deseo homosexual.
Su trabajo se presenta mayoritariamente en blanco y negro, y sus imágenes suelen ser muy equilibradas en sus tonos. Herb Ritts, otro gran fotógrafo que murió prematuramente a comienzos de este siglo, tiene una estética similar a la hora de fotografiar los cuerpos desnudos de los hombres.
Weber es un gran retratista que ha dejado su sello en revistas como Interview fundada por Warhol y en todas las grandes cabeceras de Conde Nast. Por su cámara han pasado todo tipo de celebridades internacionales. Podemos decir como hemos afirmado otras veces que Weber pertenece a esa selecta clase de grandes fotógrafos de la moda, la publicidad y el editorial de los últimos 30 años. Es imprescindible para todos aquellos fotógrafos interesados en la moda hombre el conocer su trabajo porque es un referente en ese campo. También es un gran cineasta, entre su producción de largometrajes destacan “Let’s Get Lost”, un documental que narra la vida de Chet Baker y que fue estrenado un año después de la muerte del genial jazzman. Otras películas son “Chop Suey” (2001) y “A Letter To True” (2004).

Bruce Weber ©

Bruce Weber © Chloe Sevigny

Bruce Weber © Iman y David Bowie

Bruce Weber © Yoko Ono

 

Bruce Weber ©

Son conocidos aua retratos de celebridades españolas como Almodóvar o Nadal. Os recomiendo que exploréis su trabajo.

Herb Ritts ©

Herb Ritts ha sido uno de los fotógrafos más importantes en el ámbito de la moda y los retratos de celebridades en los últimos años del siglo XX. Coétaneo de Lindbergh, Demarchelier, Sorrenti… fotografiaron los años del ascenso de las Top Models, y el auge de las nuevos iconos que se convertían en estrellas mediáticas para el gran público desde las páginas de publicaciones como Vanity Fair, Vogue o Harpper’s Bazaar.

Era un fotógrafo elegante, con un alto sentido estético en todo su trabajo, un gran dominio de la técnica, que la usaba como un plus más de su propio trabajo, el cual destacaba por la creación de imágenes únicas, que convertían cada publicación en un objeto valioso para conservar, por todos aquellos amantes del talento de fotógrafos, con personalidad propia.

Murió a los 50 años en el 2002, prematuramente de una enfermedad que cuando llega nos da pocas posibilidades. Los que vimos el desarrollo de su trabajo a través de todas las publicaciones de aquellos años, disfrutamos de ese blanco y negro tan cuidado y descriptivo.
Era una autentica gozada ver en el algún número de Vogue Italia el trabajo de Ritts al lado de Newton, Lindbergh, Meisel, Demarchelier… esas publicaciones de han convertido para todos los que todavía las conservamos en joyas de la historia de la fotografía de la moda.

Herb Ritts © The Top Models
Herb Ritts © Madonna
Herb Ritts © Dizzy Gillespie