Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura (1951, Osaka, Japón) pertenece a la generación de artistas japoneses de postguerra. Es a su vez creador y protagonista de su obra. Su trabajo es una crítica de la historia y cultura occidentales, reinterpreta personajes y obras de arte con el juego sutil del equilibrista que hace un salto más peligroso en cada número.
Se apropia de los iconos de occidente para expresar su rechazo a esa colonización cultural del Japón después de la segunda guerra mundial. Genio del disfraz y hábil en el uso de la máscara, sus trabajos son un golpe de tuerca, que producen en el espectador una nueva mirada sobre hechos, situaciones, obras de arte que ya conocemos, porque son parte de nuestra cultura e historia.

Ese uso de una iconografía de sobra conocida produce un incremento de la curiosidad por parte del espectador que contempla su obra, el vídeo de Chaplin en el gran dictador, Che Guevara o Lenin, producen lecturas diferentes y la sensación de estar viendo la versión autentica de aquellos personajes que secuestra y reinterpreta. Es un artista que pone en tela de juicio valores como la identidad cultural, nacional o sexual. Su trabajo tiene un punto de vista dual que enfrenta a Oriente y a Occidente, lo masculino y femenino, y lo tradicional y contemporáneo. Para mi lo más importante es la transgresión de su obra, la incitación a la reflexión, la contemplación desde la perspectiva del disfraz, y la apreciación de nuevos matices sobre todo aquello que considerábamos hechos inmutables.

Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura ©

Yasumasa Morimura ©

 

Yasumasa Morimura ©

 

Yasumasa Morimura ©

 

Share →

One Response to Yasumasa Morimura, La Máscara

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Yasumasa Morimura © Yasumasa Morimura (1951, Osaka, Japón) pertenece a la generación de artistas japoneses de postguerra. Es a su vez creador y protagonista de su obra. Su trabajo es una crítica de la historia y cultura occid…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *