From the monthly archives: "mayo 2013"
De la serie esticulaciones 1970-78 Fundación Zbigniew Dlubak ©

De la serie esticulaciones 1970-78
Fundación Zbigniew Dlubak ©

Zbigniew Dlubak (Radomsko, Polonia, 1921 – Varsovia, Polonia, 2005) es una de las figuras más destacadas de la historia de la fotografía polaca de la segunda mitad del siglo XX. Fue una figura importante del mundo de la cultura en Polonia y uno de los que más lucho por la vuelta de la vidad cultural después de la Segunda Guerra mundial
El aspecto más destacable de su obra es una nueva visión del desnudo femenino. Oculta y minimiza los deseos que pueden producir la desnudez mediante las formas del cuerpo y la abstracción del mismo.
Dota a los cuerpos de un contenido conceptual, sacando de contexto cualquier otro significado y centrándose en el lenguaje de las formas.
Del 4 de junio al 28 de julio podremos ver  su obra en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

De la serie esticulaciones 1970-78 Fundación Zbigniew Dlubak ©

De la serie esticulaciones 1970-78
Fundación Zbigniew Dlubak ©

De la serie esticulaciones 1970-78 Fundación Zbigniew Dlubak ©

De la serie esticulaciones 1970-78
Fundación Zbigniew Dlubak ©

 

 

Rafael Roa © 2013 Sony RX1, ISO 50

Rafael Roa © 2013
Sony RX1, ISO 50

Cuando llevas un cierto tiempo trabajando con la Sony RX1 uno se olvida de la cámara réflex con la que trabajamos habitualmente. Incluso como ya comenté con anterioridad recuperas modos de trabajo ya olvidados por la mayoría. Trabajar con una focal fija desarrolla de nuevo la creatividad del fotógrafo siendo el encuadre cada vez más importante y la necesidad de acercarse a los sujetos se hace imprescindible.
La RX1 es una cámara completa y poderosa tecnológicamente con la cual podemos trabajar perfectamente. Sólo me queda una sesión larga en estudio aunque ya he hecho algunas tomas. Es decir si sólo existiese esta cámara en el planeta podríamos seguir siendo fotógrafos profesionales.
De lo que te das cuenta cuando puedes trabajar a ISO altos garantizando la calidad, es que algunos colegas siguen fotografiando con la misma inercia de usos y costumbres de hace veinte años, que ya están superados por las ventajas de las últimas cámaras digitales. La perdida del espejo tradicional ha supuesto una avance a la hora del tiempo de exposición necesario para la toma, y hasta los más escépticos como lo era yo cuando se empezaba a hablar de estos temas, ya estoy convencido y adaptado a las ventajas de estos cambios.
La RX1 es una herramienta eficaz. completa, profesional, de pequeño tamaño y de la cual se obtiene una altísima calidad de imagen.
La he probado a ISO altos y en diferentes condiciones de luz y situaciones a fotografiar, y es una cámara completamente fiable.
En definitiva os dejo algunos ejemplos de fotografías de prueba que estoy haciendo en estos días, adaptadas a mi estética por lo que en algunas tomas he reducido el amplio rango dinámico que esta cámara nos da. He querido pasar una imagen a  blanco y negro para que observéis la calidad del mismo.
Espero poder mostrar pronto algunos ejemplos de una sesión en estudio.

Rafael Roa © 2013 Sony RX1 - ISO 100 - Escaparate

Rafael Roa © 2013
Sony RX1 – ISO 100 –
Escaparate

Rafael Roa © 2013 Sony RX1 - ISO 100

Rafael Roa © 2013
Sony RX1 – ISO 100

Rafael Roa © 2013 RX1 ISO 1000 - Interior Tienda

Rafael Roa © 2013
RX1 ISO 1000 – Interior Tienda
Imagen a tamaño completo

Rafael Roa © 2013 ISO 1600

Rafael Roa © 2013
ISO 1600

Rafael Roa © 2013 ISO 1600

Rafael Roa © 2013
ISO 1600

 

Rafael Roa © 2013 ISO 1000 - Escaparate

Rafael Roa © 2013
ISO 1000 – Escaparate

 

Rafael Roa © 2013 Sony RX1 - ISO 100 la imagen está a tamaño completo

Rafael Roa © 2013
Sony RX1 – ISO 100
la imagen está a tamaño completo

Emmet Gowin, en la rueda de prensa de su exposición en la Fundación MAPFRE rafael roa © 2013

Emmet Gowin, en la rueda de prensa de su exposición en la Fundación MAPFRE
rafael roa © 2013

Lo primero que me ha dicho Emmet Gowin al entrar en la sala de prensa ha sido: “tenemos la misma cámara”, los dos una Sony RX1 colgada del cuello. Este ha sido un detalle simpático, pues ha sido él quien se ha dado cuenta del tema.
Gowin ama la fotografía y la utiliza como forma de expresar lo que siente en su vida y por los demás. Cree profundamente en lo que hace y a través de sus imágenes demuestra el amor a aquellos que para él son importantes.
Esa ha sido su respuesta a mi pregunta de por qué fotografiaba a su entorno familiar, expresa sus sentimientos con imágenes, y apostilla “si lo hubiese hecho por una razón intelectual hubiese fracasado”.
Gowin pasa de la intimidad de sus series familiares a la abstracción intensa de sus paisajes, y lo hace como otros muchos autores importantes, con esa simple autenticidad de creer en lo que esta haciendo, de convertir en imágenes su percepción sincera de la vida y de las realidades que selecciona.
Detrás de un gran autor suele haber en la mayoría de los casos un hombre sencillo y sincero, y afirma “que las fotografías que hacemos cuentan mucho de nosotros mismos”.
No va de artista visual, ni tiene esa aureola de glamour con la que los mediocres ocultan sus falsedades y trucos.
Es un hombre sencillo que nos ha regalado una gran trabajo fotográfico y sobre todo su visión personal en el momento de abordar cualquier ensayo fotográfico, “siendo fieles a nosotros mismos” y sin trucos de trileros.
Una exposición que nadie debe perderse y un gran catálogo que deberíamos tener. La exposición la podremos ver en la Fundación MAPFRE de Madrid desde el 28 de mayo al 1 de septiembre.

Emmet Gowin firmando sus catálogos. Su Sony RX1, en primer termino. Fundación MAPFRE de Madrid desde el 28 de mayo al 1 de septiembre. rafael roa © 2013

Emmet Gowin firmando sus catálogos. Su Sony RX1, en primer termino.
Fundación MAPFRE de Madrid desde el 28 de mayo al 1 de septiembre.
rafael roa © 2013

 

Emmet Gowin ©

Emmet Gowin ©

Exposición de Emmet Gowin en la Fundación MAPFRE, Madrid rafaelroa © 2013

Exposición de Emmet Gowin en la Fundación MAPFRE, Madrid
rafaelroa © 2013

 

Joel Peter Witkin ©

Joel Peter Witkin ©

La distorsión frente al espejo o realizada de tal forma que altere nuestra realidad o la percepción que tienen los otros de nuestra imagen. La distorsión como transgresión frente  a una realidad injusta que te apuñala cada día al doblar la esquina. Los sueños imprecisos que se convierten en pesadillas.
Joel Peter Witkin siempre nos ha regalado la peor de nuestras pesadillas convertida en imagen desde su universo personal, tenebroso y único. Los cuerpos mutilados, las deformidades y los cadáveres convertidos en puzzles siniestros.
Estas imágenes no son nada agresivas si las comparamos que lo que el poder nos ofrece cada día. Miseria, desempleo, desesperación, más inversión en alimentar a los perros del estado y menos para educación, sanidad o pensiones.
Los políticos que nos roban son protegidos por una plantilla de jueces a la carta que provocan la prescripción de los procesos o la anulación de los mismos por defectos de forma. La gran estafa para destrozar a las futuras generaciones y eliminar a las que viven sus últimos años esta servida.
Mientras tanto los grupos editoriales de información lamen los pies del poder económico y no publican las noticias de las violencias de los desahucios ni la represión que se ejerce sobre los fotógrafos que capturan las imágenes de la represión en las calles.
La realidad es que hemos entrado en el nuevo fascismo del siglo XXI sin la necesidad de que la sebosa alemana lance sus divisiones sobre Polonia. Los estados no son soberanos y los políticos sólo mamporreros serviles y obedientes.
Los cuerpos hacinados en aquellos campos de exterminio ya son recuerdos de estéticas pasadas de las brutalidades del poder. Ahora es mejor matar las esperanzas de las gentes para provocar sus suicidios, como en las películas de la mafia, que parezca un accidente.
Y seguimos haciendo fotografías cada día, imágenes que a nadie le interesa porque siempre existen atrocidades más salvajes que ocupan las primeras páginas de los medios más importantes del imperio, que priorizan un tornado en Oklahoma a una matanza en Siria. La miseria y las injusticias de la vieja Europa no son importantes ante los muertos del medio oeste.
Las fotografías de lo que sucede se duermen en los discos duros de los fotógrafos y en la papeleras de las cuentas de correo de cualquier medio o agencia de prensa.
Las ciudades se están convirtiendo en los escenarios de las performances de la miseria que se produce día tras día.

Joel Peter Witkin ©

Joel Peter Witkin ©

Emmet Gowin, Nancy, Danville, Virginia 1969 © Cortesía Galería Pace/MacGill NY

Emmet Gowin, Nancy, Danville, Virginia 1969
© Cortesía Galería Pace/MacGill NY

Emmet Gowin (1941, Virgina, USA) este fotógrafo fue uno de los alumnos de Harry Callahan, al cual podremos ver en esta edición de PhotoEspaña. Como Callahan o Sally Mann centra una parte importante de su obra en la vida familiar. Fotografió a su mujer Edith, realizando un registro continuo de su vida cotidiana y su entorno.
Se interesó por el paisaje y a partir de 1980 comenzó a tomar fotografías aéreas. En este trabajo buscó un equilibrio entre lo descriptivo y las abstracción.
En 1992 y por sugerencias de Josef Koudelka viajó a Checoslovaquia para fotografiar las explotaciones mineras a cielo abierto. La destrucción del hábitat en beneficio de la economía fueron objeto de su selección de esa realidad.
Gowin afirma que: “Todas las imágenes importantes encarnan algo que todavía nosotros no comprendemos. En el proceso recopilamos algunos datos aleatorios que no conocíamos con anterioridad”.
Quizás el subconsciente, los sueños que vagan en nuestra imaginación nos conducen a seleccionar esas partes de la realidad que mostramos una y otra vez sin detenernos nunca.
Tenemos ante nosotros una gran exposición que podremos disfrutar en la Fundación MAPFRE de Madrid desde el 28 de mayo al 1 de septiembre.

EMMET GOWIN Edith, Chinoteague, Virginia, 1967

EMMET GOWIN
Edith, Chinoteague, Virginia, 1967

EMMET GOWIN © Edith, Ruth and Mae, Danville, Virginia, 1967

EMMET GOWIN ©
Edith, Ruth and Mae, Danville, Virginia, 1967

EMMET GOWIN © Edith, Danville, Virginia, 1967

EMMET GOWIN ©
Edith, Danville, Virginia, 1967

Emmet Gowin  El Jazneh, Petra, Jordania © Cortesía Galería Pace/MacGill NY

Emmet Gowin
El Jazneh, Petra, Jordania
© Cortesía Galería Pace/MacGill NY