From the monthly archives: "febrero 2013"
Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre (1971, Bélgica) es uno de los talentos de la fotografía de moda. Colabora con los medios más importantes como Vogue, Arena, L’Uomo Vogue, GQ, y ha realizado campañas de publicidad para Calvin Klein, Perry Ellis, Azzaro y Raf Simons. Su estilo es limpio y directo, sus imágenes son atractivas para los consumidores y convierte a sus top models en diosas poderosas.
Es un fotógrafo que es capaz de mostrar diferentes registros, ya sea en el retrato editorial o la fotografía de moda, y está representado por la importante agencia neoyorquina Art Partner. Sus editoriales de moda están impregnados de las corrientes más importantes de la fotografía contemporánea, y podemos ver guiños a las obras de Axel Prager o Erwin Olaf. De cualquier forma es un fotógrafo muy importante dentro de la industria de la moda, y en la actualidad también realiza spots para sus clientes.

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

Willy Vanderperre ©

 

 

 

 

Rafael Roa © 2013Sony Alpha 99

Rafael Roa © 2013
Sony Alpha 99

Siempre que tengo un atasco para preparar el post de cada día, recurro a mis libros de cabecera, pero casi siempre Walter Benjamin, es quien más me ayuda y me interesa.
Lo mejor que se puede hacer con Benjamin es recomendar que se lea, y que cada uno obtenga sus propias conclusiones. Sus reflexiones sobre la transformación de la fotografía en creativa o artística, al emanciparse de sus intereses fisionómicos, políticos o científicos, eran en aquellos años unas opiniones que proyectaban a esta herramienta hacía el protagonismo que tiene hoy. Otra frase sobre la cual debemos meditar en profundidad, es aquella en la que dice: “En la fotografía, lo creativo es la sumisión a la moda”.
Si tratamos de actualizar esa frase al contexto actual de la fotografía contemporánea nos encontraremos con el dominio de los mercados a la hora de marcar tendencias y la exclusión de todas aquellas obras que contienen una cierta crítica política o una transgresión estética.
Lo que está claro que hoy la fotografía ocupa todos los ámbitos de la comunicación y de la creación visual.
Los diarios visuales que se comparten cada día en forma de blogs o de imágenes que se envían desde smarthphones constituyen la herramienta que sustituye a las palabras.
No hablamos, enviamos una imagen. La comunicación de las masas se produce de forma visual, así como la información que se produce al instante no puede ser silenciada por los grandes grupos editoriales, pues el periodismo independiente informa y muestra esas imágenes en el mismo momento que suceden.
El arte está secuestrado como la propia vida de la población, por aquellos que gobiernan desde el poder económico multinacional. Ellos lo seleccionan para que sirva al adoctrinamiento de los individuos que tienen que ser sumisos engranajes del sistema económico.
Y como elementos de producción de las imágenes están los fotógrafos, y los seudo artistas interesados por la herramienta para poder mantenerse en el mercado del arte.
Loa autores que esquivan la censura del sistema consiguen mostrar sus obras que constituyen puntos diferenciados de reflexión dentro del rebaño de individuos que sólo son mediocres imitadores de las modas.
La reproducción de la obra de arte, sólo contiene el aspecto material. En el acto de la creación, en la fotografía es el instante de la toma existen unas sensaciones que sólo el autor disfruta de ellas. En el camino, siempre buscamos avanzar sin retrovisor, no hay vuelta atrás, sólo esas lineas que parecen juntarse en el horizonte. Me gusta fotografiar el camino como recuerdo de un instante fugaz, igual que tratar de entender el gesto y la mirada. Es imposible no percibir sensaciones nuevas, cada mirada que recibes es siempre un soplo nuevo, un latigazo de emociones. Sólo quien está dispuesto a intentar retenerlas comprende lo que todo esto significa. Avanzar, y seguir buscándonos en las miradas de los otros.

Daido Moriyama ©

Daido Moriyama ©

Antonia Zennaro ©

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro (1980, Hamburgo, Alemania) es una joven fotógrafa que se educó en Italia y estudió en París, Barcelona, Roma y Dinamarca antes de emprender su carrera profesional en Hamburgo. Acaba de publicar un ensayo titulado “Reeperbahn” que documenta la milla del barrio rojo de esa ciudad. Todo lo que sucede en ese famoso barrio de prostitución, drogas y todo tipo de actividades marginales lo documenta esta joven fotógrafa, y también las miradas de sus protagonistas.
Los retratos son sencillos, carentes de ningún tipo de artificialidad, miradas perdidas y cansadas. Su visión de ese barrio lo realiza desde la perspectiva de un silencioso voyeur, atenta y precisa a todo lo que habitualmente sucede entre los personajes que lo habitan.
Otro de sus ensayos, “los del monte” muestra el conflicto de Colombia con las guerrilla y los diferentes grupos armados.
Ha realizado diversos reportajes en Afganistán, Colombia, Turquía, y es una joven profesional que emerge con fuerza en la fotografía documental europea.

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

 

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

Antonia Zennaro © Reeperbahn

 

 

 

 

 

Rafael Roa © 2013Sony Alpha 99

Rafael Roa © 2013
Sony Alpha 99

Hace una hora escasa acabé mi taller de Barcelona. Llegué el jueves para realizar unas sesiones para uno de mis trabajos . Al final me encontré con miradas nuevas no previstas para incorporarlas a este proyecto. La noche siempre te da sorpresas, mi amigo Luis me llevó por territorios que el conoce bien, donde habitan las miradas ocultas de la noche.
Músicos que regalan sentimientos y emociones, sonrisas en la penumbra, charlas entre amigos mientras los hielos se derriten en las copas.
Erwin Olaf siempre nos provoca preguntas con sus trabajos. Historias llenas de misterio, color, sueños y pequeñas transgresiones que para muchos son escándalos visuales.
Antiguos debates en las redes, “Fotografía erótica o pornografía”, conceptos discutibles basados en una moral caduca e hipócrita. No pierdo el tiempo con eso. Pornográfico e inmoral es la violencia de los perros del estado sobre los ciudadanos como ocurrió anoche en Madrid, o las mentiras de las clases dirigentes para seguir justificando sus robos.
Sólo los ignorantes siguen anclados en la moral inquisidora del pecado y la culpa. Olaf y Crewdson siguen buscando a esos perdedores que la sociedad desprecia.
Olaf con sus sueños berlineses, sus payasos asesinos o su mundo del látex en un mundo de tinieblas. Imágenes que cautivan a los que aman el mundo de los sueños y de las fantasías, y que se alejan de esta realidad tan cruel que vivimos cada día.
Se acaban las canciones en ese íntimo bar de Barcelona, una mujer de ojos negros me permite que la fotografíe en una trastienda llena de restos de los naufragios y de muchas noches de felicidad y canciones. Un buen lugar este bar para hacer amigos y disfrutar de esa música para que nos evada de las injusticias diarias que se producen.

Erwin Olaf ©

Erwin Olaf ©

FRIEDLANDER0508

Lee Friedlander ©

Cuando hice mi serie Reflections” entre los años 1981 y 1983 no sabia quien era Lee Friedlander (1934, Washington, USA) hasta que un amigo me comentó que mi serie tenia una cierta similitud con la de este fotógrafo norteamericano. A partir de ese momento sentí curiosidad por conocer su trabajo en profundidad. Sólo en mis años iniciales me sentí atraído por la fotografía de reportaje, lo que ahora denominan “street photography”. Después de mi primer aprendizaje serio sobre la técnica de la exposición, la toma y el revelado, siempre me sentí mucho más interesado por una búsqueda personal en mi trabajo.
Para mi, “Reflections” supuso mi primer trabajo serio, algo que me definía y me separaba de toda la fotografía que yo veía en mi entorno, y que se basada en la tradición fotográfica de la “Escuela de Madrid”. Que mi trabajo se pudiese parecer al de Lee Friedlander fue pura casualidad. No teníamos internet, y la información que llegaba a este país sobre el mundo de la fotografía era escasa y muy apreciada por todos los que estábamos muy interesados por este medio. En aquellos años Puga, Ramirez y yo montamos la galería Image. Hice mis primeras exposiciones y participé en las primeras ediciones de ARCO de la mano de Rosalind Williams y la galería Redor. Vendí mi primera fotografía en esa feria al precio de 5000 pesetas de la época. Formabámos un guetto reducido todos aquellos que apostábamos por la fotografía y buscábamos que se reconociese como arte.
El que alguien me comentase el hecho de la similitud de mi trabajo con la obra de Lee Friedlander me animó a buscar información sobre la historia de la fotografía.
En la vida todo es un proceso de búsqueda y de huidas, de saltos al vacío para encontrar la idea de Ítaca, nuestro pequeño paraíso perfecto. No existe, pero pese a todo seguimos insistiendo. Sumergirse en los reflejos significa buscar una alternativa al mundo real, y a nuestra propia imagen, que no me gusta cuando me enfrento a la nitidez del espejo.

Lee Friedlander ©

Lee Friedlander ©

Rafael Roa © 1980

Rafael Roa © 1980

Rafael Roa © 1980

Rafael Roa © 1980