Nadar, 1860-61

Nadar, 1860-61

Nadar (1820–1910, Paris) fue uno de los fotógrafos que desarrolló el medio en su sentido más moderno. Fue un visionario, el primer fotógrafo de celebridades de la historia de la fotografía. Con un gran estudio en París, con su nombre en la fachada del edificio consiguió que todos los personajes de la época deseasen ser retratados por él. Fue el equivalente a Annie Leibovitz en el siglo XIX, y a escasos años de la invención de la fotografía. Otro día hablaré en profundidad de este innovador del medio.
Este desnudo que forma parte de la exposición realizada en el Metropolitan Museum de NY, durante el pasado año. La modelo oculta su rostro, el pudor, la necesidad de ocultar una identidad, el misterio del personaje anónimo que sigue vigente en algunos autores  contemporáneos, y en una gran parte de la fotografía del desnudo del siglo XX.
Mostrar un cuerpo sin una identidad, el cuerpo como objeto, un cuerpo anónimo para los ojos de los otros. ¿Por que tanto misterio?
Quizás la represión sexual producida por la moral de todas las religiones imperantes en el planeta ha producido una mirada llena de prejuicios, a lo que debería ser algo tan natural como es el cuerpo humano, y como desarrollamos nuestros deseos para la obtención del placer y del gozo.
La fotografía tiene la cualidad de mostrarnos todas nuestras virtudes, carencias, defectos y atrocidades de cometemos. Por eso es un medio tan apasionante, porque nos permite desarrollarnos como individuos, mostrar lo que somos a nivel individual y reflejar una parte de la realidad colectiva.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *