Helmut Newton © 1975-1978De la serie Noches Insomnes

Helmut Newton © 1975-1978
De la serie Noches Insomnes

Helmut Newton nunca me influyó en mi trabajo de desnudo pero siempre fue una referencia. Me gustaba esa forma de provocación burguesa, y como todas las gallinas y pollitos del mundo de la moda cacareaban públicamente alabando su trabajo.
Nunca fue políticamente correcto, y su gran éxito fue que en aquel mundo sin internet, sin fotógrafos 2.0, consiguió domesticar a toda esa burguesía adinerada, con su desnudos llenos de provocaciones evidentes, de objetos bellos y fuertes representados por sus walkirias desnudas.
Fue un bon vivant, amante del dinero, el lujo y la buena vida. Siempre hizo lo que quiso y todo eso se notaba en su trabajo comercial y personal.
Siempre me causo admiración por esos motivos, por la calidad de su trabajo y por dominar a esa troupe de millonarios que se morían por ser retratados por él.
Las directoras de las grandes cabeceras de la moda le alababan, supo someter a esas poderosas y vanidosas mujeres a sus criterios como fotógrafo.
Profesional sin fisuras, supo sacar partido a sus enfermedades coronarias para seguir fotografiando durante su recuperación.
Tengo muchas dudas sobre si su muerte fue un accidente o la eligió él. Chocó contra un muro a la salida del parking a una velocidad muy superior para salir del garaje.
Eso es sólo un detalle, lo más importante es que siempre impuso sus criterios fotográficos, y por eso llegó a ser quien es en la historia de la fotografía.
Hay muchos imitadores de las corrientes de éxito hoy en día. Muy pocos arriesgan o se atreven a la larga travesía del desierto en contra de las modas. Pero esos que lo hacen serán siempre los que al final conseguirán un sello propio, el resto serán los farsantes del pelotón.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *