Helmut Newton ©  Sigourney Weaver

Helmut Newton Foundation © Sigourney Weaver
Vanity Fair, 1995

Helmut Newton realizó esa sesión con Sigourney Weaver en 1995 para la edición americana de Vanity Fair. Los fotógrafos cuando hacíamos una sesión siempre teníamos los respaldos de nuestras cámaras cargados con diferentes tipos de película, y los ayudantes eran los encargados de irnos cambiando el respaldo según nuestras indicaciones. Cuando en una sesión encontrabas la fotografía que andabas buscando, le decías al personaje o a la modelo, que no se moviese para repetir la toma con el otro tipo de película. A veces conseguías una pose y un gesto prácticamente similares y en otras ocasiones existían diferencias como en estos retratos de Sigourney Weaver.
Podía ocurrir perfectamente que hubieses tirado el rollo de color por poner un ejemplo y después hubieses cambiado al blanco y negro. Después la pose varía y evoluciona hasta conseguir la imagen que deseas. Tomas la decisión de no repetir porque consideras que la toma en blanco y negro te interesa más.
En el caso de esta sesión de Newton desconozco cual fue su proceso. Lo que es evidente es que el retrato en blanco y negro es mucho más potente e interesante que el de color.
Da la sensación de que el personaje ha alcanzado ese punto de conexión con el fotógrafo y se ha obtenido esa fotografía redonda y perfecta. La cámara como catalizador de esa relación ha funcionado.

Helmut Newton Foundation © Sigourney WeaverVanity Fair, 1995

Helmut Newton Foundation © Sigourney Weaver
Vanity Fair, 1995

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *