ARAKI ©

ARAKI ©

Estamos a menos de 48 horas de acabar el año. Un año muy duro en lo colectivo y en lo personal para muchos. Hemos visto injusticias cometidas sobre los más débiles por parte del poder, la justicia y la ética política inexistentes. La muerte de ciudadanos desesperados que se han lanzado al vacío antes de ver como eran expulsados de sus casas.
A pesar de todo no nos queda otra que enfrentar el futuro con valentía, oponerse en lo colectivo a esa desvergüenza que destroza a inocentes, protege a corruptos y poderosos, y seguir luchando en lo individual.
La ilusión por nuevos proyectos, buscar la más mínima posibilidad para dar un giro a nuestras vidas, o pensar en nuevos lugares donde comenzar.
He hablado últimamente de lo efímero en el arte y en la vida. Ese concepto que define todo aquello que el tiempo nos quita de las manos y que quizás siempre quisiéramos retener. Estamos a muy pocas horas de una noche que abre un nuevo periodo lleno de ilusiones y esperanzas.
Gozar el instante como si no hubiese ninguna posibilidad de repetirlo, lanzarnos a esa tarea de no pensar en nada más que aprovechar nuestro tiempo con la mayor intensidad y paleta de sensaciones posibles. Creer en nosotros mismos, sin que importen nada las opiniones de todos aquellos que defienden las ideas arcaicas que coartan el desarrollo del individuo desde hace siglos.
Enfrentar el mañana con ese aire fresco que acaricie nuestro rostro y con la ideas muy claras para evitar que nos roben nuestro tiempo, el bien más preciado, que no podemos perder.

Rafael Roa © 2002

Rafael Roa © 2002

Joel Meyerowitz ©  New York City, Times Square, 1963

Joel Meyerowitz © New York City, Times Square, 1963

Wang Qingsong © 2000, Bath House

Wang Qingsong © 2000, Bath House

Ellen von Unwerth ©

Ellen von Unwerth ©

 

 

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *