Rafael Roa © 2012 – 25S Madrid

El poder siempre ignora todo aquello que no encaja dentro de su ideología y estética del orden. Independientemente de las ideologías en las cuales se sustenten se ejerce una censura contras todo aquello que supone un intento de crítica o de cuestionar el sistema.
Tenemos miles de ejemplos en el ámbito de la fotografía, imágenes manipuladas o censuradas en su totalidad, o aquellas que cuestionaban el sistema.
Desde la fotografía de Trosky en el discurso de Lenin que hizo borrar Stalin, a las imágenes que los nazis ocultaban de los campos de exterminio, o las comprometidas fotografías de la guerra del Vietnam que mostraban las atrocidades cometidas por el ejercito de USA contra la población civil.
Pero la fuerza de las fotografías termina por superar cualquier barrera y ayudadas por el paso del tiempo se convierten en pruebas irrefutables de lo que allí sucedió.
La censura informativa se ha ejercido siempre desde el poder político, las imágenes molestas se han ocultado, nunca han vendido las masacres ni las filas de ataúdes llenando el paisaje.
La fotografía del tranvía de Nueva Orleans realizada por Robert Frank en su ensayo “The Americans” es una imagen que refleja el racismo con toda su crudeza.
Las miradas despectivas de los blancos que ocupan los asientos delanteros del tranvía contrastan con la actitud de resignación del hombre negro que va en las filas de atrás.
El poder quiere seres adecuados a la estética del orden imperante, las personas diferentes o que practican una sexualidad homosexual son siempre marginadas, y estas formas de exclusión son coincidentes, aunque las ideologías que las ejecuten sean completamente divergentes.
Al poder le intimida la diversidad y sobre todo individuos con capacidad de pensar y desarrollar un pensamiento propio que se posicione frente a la ideología monolítica que ellos proponen y defienden.
Los ciudadanos con unos sentimientos de libertad se refugian en el pensamiento y el desarrollo de las ideas, aunque se intente adoctrinar a la población desde el medio más alienante como es la televisión, y que fue objeto de crítica en las primeras instalaciones de Nam June Paik.
Desde el ensayo de Robert Frank, a las fotografías de Vietnam de Eddie Adams, Nick Ut o John Scheider o los retratos de gentes diversas de Diane Arbus o Richard Avedon por poner unos pocos ejemplos de fotografías que nunca han sido plato de buen gusto para el poder. Controlar la información, evitar la diversidad, crear individuos sumisos que no cuestionen nada y obedezcan sin rechistar. 
Hay una fotografía de Walker Evansde una valla publicitaria con una familia feliz en un coche y un slogan que decía así: “The happy american way of life” y debajo una gran cola de parados. Siempre han habido víctimas en las filas de los fotógrafos y periodistas, desde las cercanas muertes para nosotros de Juantxu Rodríguez o José Couso, como a los periodistas asesinados en Iraq o el la guerra de Libia, y las represión policial en nuestro país contra los medios de comunicación. Una imagen es molesta siempre a aquellos que quieren tener sociedades sumisas y no quieren ser denunciados por sus atrocidades. El poder de las imágenes es muy fuerte, y siempre habrá un fotógrafo dispuesto a contar aquello que ellos quieren ocultar a toda costa. Estas son las fotografías que no quieren ver porque cuestionan su discurso de engaño y sumisión.

Huynh-Cong-Nick-Ut © 1972
In this June 8, 1972 file photo, crying children, including 9-year-old Kim Phuc, center, run down Route 1 near Trang Bang, Vietnam after an aerial napalm attack on suspected Viet Cong hiding places as South Vietnamese forces from the 25th Division walk behind them. A South Vietnamese plane accidentally dropped its flaming napalm on South Vietnamese troops and civilians. From left, the children are Phan Thanh Tam, younger brother of Kim Phuc, who lost an eye, Phan Thanh Phouc, youngest brother of Kim Phuc, Kim Phuc, and Kim’s cousins Ho Van Bon, and Ho Thi Ting. (AP Photo/Nick Ut)

Eddie Adams © AP.

Robert Frank © Trolley-New-Orleans 1955

Diane Arbus ©

Richard Avedon ©
Bubba Morrison, oil field worker, Albany, Texas, June 10, 1979

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *