Steven Meisel © Vanity Fair Dic 2008

En diciembre de 2008 la edición americana de VF publica un reportaje con la actriz Kate Winslet. Había sido transformada por los retoques en una mujer estilizada, no quedaba ni rastro de sus pómulos o de su cara ligeramente ancha. Ella declaró que todavía se sentía como una niña gordita. Enfureció al ver que su cuerpo y su rostro habían sido modificados, convirtiéndola era otra persona. Hizo estas declaraciones al magazine People nada más ver el resultado impreso de la sesión.
Transformar a las modelos y a las celebridades en alguien que no son es una practica habitual de las revistas de moda y de estilo de vida, que publican en sus páginas a todos estos personajes demandados por el gran público.

Portada del número de Dicembre de 2008 de VF – Steven Meisel ©

Desde el punto de vista del fotógrafo creo que uno se debe negar, pero debe de ser muy fácil no inmiscuirse en esos temas cuando es una práctica habitual. Hace años una cantante pasada de fecha me pidió un retoque total, rostro, manos, cuellos piernas, me negué a ello y el resultado fue que el trabajo no se publicó, fue a comienzos de este siglo, cuando empezábamos a usar las cámaras digitales. Cuando teníamos problemas de texturas de piel en los años que trabajábamos con película, las únicas soluciones eran el maquillaje y la iluminación, dejando la piel al limite de la textura.
Se hacía para corregir imperfecciones, no para convertir al sujeto en otra persona.
Este tipo de transformaciones modifican conductas, la mentira es algo común, adaptamos la realidad a nuestros gustos, y mentimos para disculparnos. Los políticos mienten sin pudor, y las conductas sociales se convierten en un gran estercolero.
Lo que no nos gusta de nuestra imagen se modifica digitalmente, y lo que nos desagrada de nuestras conductas se transforma mediante la mentira o la autodisculpa piadosa.

Kate Winslet sin grandes retoques

En el ámbito político recuerdo la transformación sufrida por Soraya Saenz de Santamaría en el año 2008 para la revista ELLE. No era ella, era una mujer más alta, esbelta, estrecha de cara y con una figura espectacular.
Destruimos con la mentira todo aquello que incluso es valioso en nuestro entorno, ya no creemos en nadie, ni en nosotros mismos.

Soraya Saenz de Santamaría, 2008 – Revista ELLE

Share →

3 Responses to La Mentira Y El Retoque Digital

  1. FotosQuemadas
    BurntPhotos
    tmaresmophotos
    “Déjà vu”

    Este es mi Blog de fotografía, por si interesa contrastar lo que digo.

  2. Soy aficcionada a la fotografía,y tengo en Tumblr mi blog de fotografía,Solo en algunas fotografías muy concretas retoco en contraste, como mucho…pero últimamente, ni eso…porque me he dado cuenta que pierde frescura la foto,sea retrato,paisaje, abstracto,concepytual….y prefiero mil veces una fotografía con algún defecto, pero que me diga algo…que tenga mensaje, que ahonde en la psicología si es retrato….es el ojo del fotógrafo…la genialidad,como en cualquier Arte…y lo que el fotógrafo aporta de su visión del mundo,se dice ¡Gracias por regalarnos esa mirada personal del mundo!, como dice Alberto García Álix:
    “La Magia de la Vida es el Encuentro”, y es así.

  3. Gerardo Vergara dice:

    Ajam!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *