Garry Winogrand ©

Garry Winogrand (1928, NY–1984, Tijuana, México) ha sido uno de los fotógrafos más importantes de reportaje en Estados Unidos. Siguiendo la tradición de otros fotógrafos de generaciones anteriores como Walter Rosenblum, el trabajo de Winogrand se centra en fotografiar su país, haciendo una narración de los instantes cotidianos que suceden todos los días. Winogrand tenía el don de “saber ver”, anticiparse a las cosas que iban a pasar.
Ahora cuando se han puesto de moda términos como “street photography extreme”, no me queda por menos que esbozar una ligera sonrisa. Los que los usan se creen que han descubierto algo, y fotografiar la vida, los instantes cotidianos está en la esencia y el desarrollo de la herramienta de la fotografía, como también lo está el retrato.
Winogrand quizás fue el más talentoso fotógrafo de su generación, esa era la opinión de John Szarkowski, director de fotografía del MOMA durante el periodo 1962 -1991.
Quizás su nombre no es tan conocido por el gran público como otros, pero él nos ha enseñado a muchos como aprender a ver en las calles. Su trabajo recibió las influencias de otros grandes de la fotografía como Walker Evans y Robert Frank. El ensayo Los Americanos de Frank sigue siendo el libro de cabecera de muchos fotógrafos que realizan este tipo de fotografía.
Porque lo más importante es saber ver, saber anticiparse a lo que puede pasar, aprender a tener ese instinto de la espera y de la búsqueda, dotar al acto de fotografiar de la reflexión necesaria para poder disparar la cámara sólo en el momento preciso.

Garry Winogrand ©

Buscar y encontrar, esa es la cuestión, tener muy claro cual va a ser nuestra búsqueda aunque luego podamos modificarla sobre la marcha. Fotografiar es igual que amar, sabemos lo que tenemos que hacer pero cualquier gesto o caricia puede modificar nuestro siguiente paso.
La fotografía de reportaje o fotoperiodismo va unida a la esencia de la propia vida. A nuestro alrededor pasan multitud de pequeñas cosas que van construyendo las historias personales de cada uno. Fotografiar esos momentos es registrar en imágenes la vida misma. Saber ver es saber vivir, disfrutar de la fotografía como algo cotidiano que nosotros hemos elegido para que nos acompañe siempre.
Ese es el secreto de los grandes fotógrafos, una gran técnica, las ideas claras, y desarrollar el instinto de saber ver los momentos cotidianos que a través de una imagen se convertirán en sublimes.
Winogrand era poseedor de todas estas virtudes, eso unido a la pasión por fotografiar, ha dado como resultado el trabajo de uno de los fotógrafos más talentosos del siglo XX.

Garry Winogrand ©

Garry Winogrand ©

Garry Winogrand ©

 

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *